EFEBogotá

La campaña electoral más turbia de las últimas décadas en Colombia entró en su última semana aún sacudida por las denuncias del candidato de la izquierda, Gustavo Petro, de que el Gobierno busca suspender las elecciones del próximo domingo para impedir su eventual triunfo.

Petro, favorito en todas las encuestas de intención de voto, insistió este lunes en la teoría de la confabulación electoral al calificar de "mentiroso" al presidente de Colombia, Iván Duque, luego de que el mandatario aseguró el domingo que las elecciones se celebrarán tal como esta planeado.

Incluso este lunes ya comenzaron las votaciones en el exterior y en los puestos fronterizos con Venezuela para los colombianos residentes en ese país ya que las relaciones diplomáticas están cortadas desde febrero de 2019.

"Duque mentiroso, tira la piedra y esconde la mano", expresó Petro en Twitter en respuesta al mandatario quien dijo ayer: "Aquí a nadie le puede pasar por cabeza que se van a suspender las elecciones o que se van a dar golpes de Estado".

La denuncia de Petro, hecha el sábado por la noche en Barranquilla, donde aseguró que desde el Gobierno "tienen pensado suspender las elecciones, tienen pensado suspender los órganos que dirigen el régimen electoral en Colombia", causó revuelo en el país, donde nunca se ha tomado una medida de este tipo.

MEDIDA INÉDITA

Ni siquiera en las épocas más oscuras de Colombia, como a finales del siglo pasado cuando en la campaña para las elecciones de 1990 fueron asesinados los candidatos presidenciales Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo Ossa y Carlos Pizarro o cuando la guerrilla de las FARC dominaba amplias zonas del territorio nacional y atentaba contra los procesos electorales, se dio una suspensión como la que plantea Petro.

"Las elecciones están señaladas por la Constitución y la Ley en unas fechas específicas y no puede haber ningún tipo de aplazamiento ni de suspensión", dice a Efe el ex registrador nacional Juan Carlos Galindo Vacha, que tuvo a su cargo la organización del plebiscito del acuerdo de paz con las FARC, en 2016, y de las elecciones presidenciales de 2018.

Hasta el momento el candidato no ha presentado nada que sustente sus afirmaciones y todo se basa en rumores que pusieron a circular la semana pasada congresistas de oposición o cercanos a Petro, según los cuales la Procuraduría General (Ministerio Público) "estaría ambientando una suspensión del registrador", Alexander Vega, por supuestas irregularidades, como justificación para aplazar las elecciones.

REGISTRADOR EN LA MIRA

Vega está en el ojo del huracán desde las elecciones legislativas del pasado 13 de marzo a raíz de las inconsistencias que se presentaron en el preconteo de votos para el Senado y la Cámara de Representantes y que fueron denunciadas por el Pacto Histórico, la coalición que apoya a Petro.

El escrutinio definitivo le adjudicó a esa formación casi 400.000 votos más de los informados inicialmente para el Senado, lo que dio pie a una demanda de un abogado contra Vega, que no prosperó porque, según el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, la competencia para juzgar al funcionario es de la Procuraduría.

Este órgano es dirigido por la exmagistrada Margarita Cabello Blanco, que fue ministra de Justicia de Duque, lo que alienta las sospechas de que podría utilizar su poder para suspender al registrador algo que, en caso de ocurrir, no tendría por qué afectar el normal desarrollo de las elecciones, ya que se nombraría un registrador encargado, según distintos expertos.

DENUNCIAS DE PASTRANA

La labor de Vega también fue puesta en tela de juicio por el expresidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002) quien denuncia desde comienzos de año una supuesta relación de Petro con la empresa española Indra, que suministra la plataforma del escrutinio electoral, y de esta compañía "con autoridades electorales colombianas".

"Las relaciones de funcionarios responsables del proceso electoral, del registrador que no constituye garantía para unas elecciones limpias, y del candidato Petro con Indra deben aclararse de cara a Colombia y el mundo. Hoy mismo, por motivos obvios", pidió Pastrana en una carta enviada el domingo a Duque.

Ante los "muchísimos rumores" que circulan, la directora de la ONG Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, pidió a las autoridades la mayor transparencia.

Esta semana es propicia "para que las autoridades brinden la información precisa y necesaria para que tanto los candidatos, las campañas políticas, sus simpatizantes y la ciudadanía en general puedan tener la confianza necesaria en un proceso electoral que está gobernado con transparencia y que puede dar unos resultados que son completamente legítimos", manifestó.

La campaña en plaza pública se cerró ayer pero los candidatos pueden participar esta semana en debates o en reuniones a puerta cerrada para seguir sumando adhesiones de cara a la votación del domingo que, todo indica, se irá a una segunda vuelta el 19 de junio entre los dos más votados, que pueden ser Petro y el derechista Federico "Fico" Gutiérrez o el populista Rodolfo Hernández.