EFEBogotá

El Gobierno colombiano aseguró este martes que las órdenes de extradición de los jefes de la guerrilla del ELN que están en La Habana se suspenderían si se comienza un proceso de paz que el Gobierno condiciona a que ese grupo deje en libertad a los secuestrados y cese el reclutamiento de menores.

"Las órdenes de extradición y captura están activas, por supuesto, porque los jueces de la república lo solicitan, pero de acuerdo con la ley de orden público esas órdenes se pueden suspender si hay un proceso de paz", expresó el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, a periodistas.

Las relaciones bilaterales de Colombia y Cuba se encuentran enturbiadas tras la negativa de la isla de extraditar a cuatro miembros de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) que permanecen en La Habana luego del fallido diálogo de paz con el Gobierno.

Colombia solicitó su extradición tras el atentado perpetrado por la guerrilla contra una academia de Policía en Bogotá que hace dos años dejó 22 cadetes muertos.

ACERCAMIENTOS CON EL ELN

Justamente, el alto funcionario reveló el domingo que Colombia sigue buscando condiciones para reactivar los diálogos de paz con el ELN sin que hasta el momento el grupo armado haya avanzado en el cumplimiento de las condiciones impuestas por el presidente Iván Duque.

Con el aval de la Santa Sede, a través del Nuncio Apostólico, monseñor Luis Mariano Montemayor, las Naciones Unidas y la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de Estados Americanos (OEA), Colombia ha verificado en los últimos 17 meses "la voluntad real de paz y reinserción a la vida civil" de la guerrilla.

"Fueron cuatro viajes a La Habana, Cuba, y en este momento es muy importante que el ELN le diga al país si quiere avanzar en un espacio de diálogo y lo digo porque las condiciones están claras: no más secuestros, no más reclutamiento de menores y no más minas antipersonales", expresó hoy Ceballos.

El alto comisionado para la paz afirmó que, por ejemplo, un "gesto" que demuestre la voluntad de negociar de la guerrilla sería "la liberación inmediata de Tulio Mosquera Asprilla", un candidato del Partido Liberal a la Alcaldía del municipio de Alto Baudó, en el selvático departamento del Chocó (oeste), que fue secuestrado en septiembre de 2019.

"Él está secuestrado por el Frente Occidental del ELN en el Chocó y de acuerdo con información que tenemos, de fuentes muy válidas, alias 'Fabián' no quiere liberarlo, quiere exigir 3.000 millones de pesos (unos 800.000 dólares). ¿Será que la paz de Colombia está sometida al pago de un secuestro? La palabra la tiene el ELN", agregó.

Finalmente Ceballos expreso que "el papa Francisco y el secretario general de las Naciones Unidas", Antonio Guterres, han apoyado "esa exploración indirecta y esperamos que si hay voluntad, podamos avanzar".

NEGOCIACIONES ESTANCADAS

El ELN inició en febrero de 2017 en Quito negociaciones de paz con el anterior Gobierno colombiano que en mayo de 2018 fueron trasladadas a La Habana donde la última ronda de diálogo concluyó sin avances a principios de agosto de ese mismo año.

El presidente Iván Duque condicionó la continuidad de los diálogos de paz a que ese grupo dejara de secuestrar y liberara a las personas que tiene en cautiverio, lo que la guerrilla se niega a acatar.