EFEMiami

La décima depresión tropical se formó este martes en aguas del Atlántico central y amenaza con dirigirse, ya con categoría de huracán, cerca del archipiélago de Bahamas, que todavía se recupera del reciente paso del ciclón Dorian, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU.

En su último boletín, los expertos de la agencia estadounidense con sede en Miami indicaron que esta zona de bajas presiones presenta ya vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 kilómetros por hora).

La depresión tropical se mueve rápidamente hacia el oeste-noroeste a 12 millas por hora (19 km/h) y se espera que prosiga en su proceso de fortalecimiento en las aguas cálidas del Atlántico y se convierta en la tormenta tropical Jerry este mismo martes.

Posteriormente, los meteorólogos pronosticaron que el sistema se convertirá en huracán cuando se acerque al norte de las islas de Sotavento el jueves por la noche o el viernes.

Para el fin de semana podría pasar por el norte de Puerto Rico y República Dominicana y dirigirse la próxima semana hacia el este de Bahamas, que prosigue con sus esfuerzos de recuperación tras recibir el impacto del ciclón Dorian a comienzos de mes como huracán de categoría 5 y vientos de 185 millas por hora (295 km/h).

Para el próximo fin de semana, Jerry podría tener vientos máximos sostenidos de cerca de 90 millas por hora (144 km/h).

En caso de convertirse en huracán, este ciclón sería el cuarto de la actual temporada de ciclones en la cuenca atlántica, que va del 1 de junio al 30 de noviembre, después de Barry, Dorian y Humberto.

Este último sigue activo y avanza con vientos de 100 millas por hora (155 km/h) rumbo al noroeste de las Bermudas, por donde podría pasar este miércoles como categoría 2 o incluso 3 en la escala Saffir-Simpson, es decir, con vientos máximos sostenidos de 111 millas por hora (178 km/h).

El NHC sigue de cerca además a la tormenta tropical Imelda, que se formó este martes frente a la costa de Texas, que golpea con vientos de 40 millas por hora (65 km/h).