EFEBogotá

El gobernador del departamento Norte de Santander, en el noreste de Colombia, William Villamizar, declaró hoy el estado de emergencia humanitaria en la convulsa región del Catatumbo debido a los enfrentamientos entre la guerrilla del ELN y el reducto insurgente del EPL.

"Se ha decretado la emergencia humanitaria hoy para buscar los mecanismos que nos permitan atender de manera inmediata a todas las personas que están siendo desplazadas", informó en declaraciones a la prensa el gobernador.

Unas mil familias se encuentran en tres refugios de la región, además de las personas que "llegan a las cabeceras municipales" al huir de los enfrentamientos entre los grupos armados en las zonas rurales, según Villamizar.

El grupo criminal Ejército Popular de Liberación (EPL, también conocido como "Los Pelusos") declaró ayer un "paro armado" durante el cual se prohíbe "el tráfico de cualquier tipo de automotor" y ordena "al comercio cesar todo tipo de actividades", según difundió la banda en un panfleto.

En consecuencia, varios comercios, escuelas y hospitales de los municipios afectados se encuentran cerrados y las compañías de transporte no realizan viajes a la región.

Villamizar estimó que alrededor de 4.000 niños no pueden asistir a las clases.

El gobernador también solicitó al Gobierno nacional que "autorice una salida a través del diálogo y que propicie un encuentro entre los delegados del ELN y delegados del EPL en la mesa de negociación en Quito", donde se mantienen los diálogos de paz con la guerrilla.

Agregó que la Gobernación estaría dispuesta a "asistir y participar" en este encuentro.

Además, la autoridad regional también pidió al ministro de Defensa y "al Ejército y a la Policía nacional extremar las medidas para proteger a la población civil" y reclamó "acciones contundentes" para evitar una "oleada de asesinatos y secuestros".

El comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano, Brigadier General Eduardo Quiroz, recordó que "se ha hecho un despliegue especial" del Ejército en la región y subrayó la importancia de que "la población confíe en la fuerza pública".

La guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el EPL se disputan el territorio del Catatumbo, que es una de las áreas con más cultivos de coca del país.

El pasado 27 de marzo la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) informó que los enfrentamientos entre estos grupos armados han dejado hasta el momento 20.300 afectados.