EFECiudad Delgado (El Salvador)

El juez José Virgilio Jurado Martínez decretó este jueves receso en el juicio contra la joven salvadoreña Evelyn Hernández, procesada por el delito de homicidio cometido al supuestamente abortar, porque uno de los testigos de la Fiscalía no fue citado por la corte que lleva el caso.

Bertha de León, una de las abogadas de la joven, dijo a la prensa que el testigo, que es una mujer policía, será citado para mañana viernes cuando se retome la vista pública a las 09.00 hora local (15.00 GMT) en el Centro Integrado de Justicia ubicado en la localidad de Ciudad Delgado (este).

De León sostuvo que la defensa "está positiva porque no existe algún indicio de que Evelyn haya querido matar al recién nacido".

Por su parte, el letrado Arnau Baulenas, otro miembro de la defensa, señaló que este día brindaron su declaración dos testigos de la parte acusadora e igual número de la defensa.

Y apuntó que "en principio mañana podría terminar el juicio y tendríamos que esperar la decisión que tome el juez, y si esta sería brindada mañana u otro día".

Ambos abogados esperan que la joven de 21 años, cuyo embarazo fue producto de una violación y quien se encuentra en libertad condicional, sea absuelta.

La salvadoreña, quien tenía nueve meses de gestación cuando sufrió un parto extrahospitalario, reiteró este jueves a la prensa que es inocente y pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) que reconsidere su postura para que "pueda salir libre y continuar estudiando".

"Yo solamente quiero decir que soy inocente. Le pido a la Fiscalía que piense las cosas porque yo soy realmente inocente y espero que el juez haga justicia y primero Dios, todo va a salir bien", dijo Hernández en un breve declaración antes de entrar al tribunal.

El Ministerio Público, cuyos representantes designados a este caso no han brindado declaraciones a la prensa, acusa a la joven de homicidio agravado en la modalidad de comisión por omisión, es decir la FGR sostiene que la procesada "era la encargada de proteger la vida de su bebé y no evitó su muerte", por lo que pide una pena de 30 años de cárcel.

El nuevo juicio a Hernández se realiza luego de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anulara en diciembre de 2018 un fallo emitido por el Tribunal de Sentencia de Cojuteque y ratificado por la Cámara Primera de lo Penal de la Primera Sección del Centro de San Salvador.

En este fallo, emitido en julio de 2017, Hernández, una mujer de escasos recursos que reside en una zona rural del país centroamericano, fue condenada a 30 años de cárcel por el delito de homicidio agravado.

Hernández sufrió un parto extrahospitalario el 6 de abril de 2016 cuando se encontraban en su vivienda y luego fue trasladada por un familiar al Hospital Nacional del municipio de Cojutepeque (este), donde fue denunciada ante las autoridades por el médico que la atendió, según lo han señalado sus abogados.

El caso de Evelyn ha traspasado las fronteras salvadoreñas y diversas organizaciones internacionales de derechos humanos y en favor de la despenalización del aborto han solicitado a la Fiscalía del país centroamericano que desista de la acusación contra la joven.

También se ha pronunciado la eurodiputada de Unidas Podemos María Eugenia Rodríguez Palop quien expresó su preocupación por la situación de Hernández, según una publicación de eldiario.es.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias y tipificado como homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.