EFEAsunción

Sindicatos del Instituto de Previsión Social (IPS) de Paraguay y afiliados particulares han repetido en los últimos días denuncias contra el ministro de Hacienda del país, Benigno López, por las supuestas operaciones y licitaciones irregulares ocurridas cuando fue presidente de la institución, entre 2014 y 2018.

La última la presentará este martes ante la Fiscalía el exdiputado de Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace) Luis Villamayor, como afiliado al IPS, por un "delito de lesión de confianza", como informó este domingo a Efe en una conversación telefónica.

Villamayor sostuvo que durante la gestión de López se realizaron adjudicaciones públicas con precios elevados que supusieron un "despojo descomunal para el IPS".

"Existen claros hechos de corrupción que no son simples alegatos. Está comprobado que hubo compras de artículos dololosamente inflados. No se puede alegar descuido o mal desempeño. Evidentemente es una acción dolosa de Benigno López y sus consejeros", manifestó Villamayor.

El denunciante estimó que en esos cuatro años de López como presidente del IPS se produjeron unas 100 adjudicaciones en las que se compró mobiliario e instrumental médico a precios "groseramente altos", como camillas o tubos respiratorios.

También recordó que cualquier ciudadano puede comprobar estas acusaciones en la web de la Dirección General de Contrataciones Públicas y cruzar los datos del monto adjudicado con el precio de esos artículos en el mercado.

"Ese dinero ni siquiera es del Estado, es de los aportantes al IPS", enfatizó Villamayor.

La denuncia, que se presentará el martes ante el Ministerio Público, ya que el lunes es festivo en el país, contará también con la firma de otros afectados que han sumado su preocupación a la causa de Villamayor y que temen "por su bolsillo y por la seguridad de IPS".

Su miedo ahora es que la Fiscalía trate de proteger al ministro de Hacienda, hermano por parte de madre del presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, aunque Villamayor advirtió de que los ciudadanos estarán vigilantes.

"Benigno López debería tomar una actitud digna y renunciar o poner su cargo a disposición del presidente, porque esto le va a terminar salpicando (a Abdo Benítez)", agregó.

Además de este caso, el Sindicato Profesional de IPS también sacó a la luz presuntas irregularidades en una licitación de seguridad y limpieza, así como un contrato en 2017 entre IPS y la filial paraguaya del español BBVA por 63.000 millones de guaraníes (unos 10 millones de dólares), por una recaudación a 12 meses sin intereses, informaron medios locales.

Asimismo, el senador de Cruzada Nacional Paraguayo Cubas solicitó esta semana a su vuelta al Congreso, tras una suspensión de 60 días por mala conducta, que una Comisión Bicameral investigue el IPS y a sus titulares pasados, entre ellos a López, al que relacionó con sobrefacturaciones.

El presidente de Paraguay prevé una revisión de su Gabinete de ministros en agosto, cuando cumpla su primer año como jefe del Estado, y ya avanzó que no se descartan cambios en su Ejecutivo.