EFEWashington

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció este viernes sanciones económicas contra Carrie Lam, jefa del Gobierno de Hong Kong, y contra otros diez altos cargos de la excolonia británica, entre ellos el jefe de la Policía, por "socavar la autonomía" de la ciudad y "restringir la libertad de expresión y reunión de sus ciudadanos", en un nuevo gesto de tensión con China.

"Estados Unidos defiende al pueblo de Hong Kong y usaremos nuestras herramientas y autoridad para perseguir a aquellos que socavan su autonomía", dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EE.UU., en un comunicado.

El Tesoro acusó a Lam de ser "directamente responsable de implementar las políticas de Pekín de supresión de las libertades y procesos democráticos".

Asimismo, son objeto de las sanciones de Washington el comisario de Policía de Hong Kong, Chris Tang, y su predecesor, Stephen Lo; el secretario de Seguridad de la ciudad, John Lee Ka-chiu, y la de Justicia, Teresa Cheng.

"No nos haremos a un lado mientras la gente de Hong Kong sufre la opresión brutal a manos del Partido Comunista Chino o sus facilitadores", afirmó en paralelo el secretario de Estado, Mike Pompeo, en otro comunicado.

También son señalados altos cargos en el Gobierno central chino, como Xia Baolong, director de Asuntos de Kong Kong del Consejo de Estado; y su adjunto, Zhang Xiaoming.

Como consecuencia de las sanciones, quedan bloqueados los activos que pudiesen tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe cualquier transacción financiera con entidades estadounidenses.

El anuncio del Gobierno del presidente Donald Trump se produce en plena ofensiva económica de EE.UU. contra China apenas un día después de que firmase órdenes sin precedentes contra TikTok y WeChat para que ambas aplicaciones se desvinculen de su matriz china antes de 45 días.