EFELima

La mayoría opositora en el Congreso de Perú, formada por la fujimorista Fuerza Popular, pidió la renuncia de la ministra de Educación, Marilú Martens, y anunció que evaluará presentar una moción de censura contra ella, según declaraciones de sus portavoces publicadas hoy en Lima.

"Hemos acordado que el día martes, en una reunión de bancada, vamos a tomar una decisión (respecto a la censura)", declaró el legislador Héctor Becerril al diario El Comercio, tras la interpelación a Martens llevada a cabo este viernes en el Congreso.

La mayoría opositora en el Parlamento, junto a otras bancadas, demandó la renuncia de Martens por su presunta incapacidad para resolver la huelga de maestros estatales, que estuvieron de paro más de dos meses y esta semana volvieron a sus labores.

El vocero de Fuerza Popular, Daniel Salaverry, dijo al mismo diario que "uno de los puntos de la agenda del martes será analizar las respuestas de la ministra, evaluar su situación y tomar una decisión importante".

Salaverry dijo que, en caso de que las respuesta de la ministra a la interpelación no hayan convencido a su bancada, presentarán la moción de censura, pero añadió que no se sumarán a otra iniciativa similar planteada por el grupo parlamentario Nuevo Perú.

El antecesor de Martens, Jaime Saavedra, fue censurado con los votos de Fuerza Popular y en junio pasado también renunció el anterior ministro de Economía, Alfredo Thorne, tras perder el voto de confianza del Legislativo.

Ante el pedido de renuncia de la oposición, Martens dijo que solo renunciará si se lo pide el mandatario, Pedro Pablo Kuczynski, y agregó que "nadie es indispensable, pero hoy el tema de la educación ya no es por una ministra".

"Hoy el país está en favor de la reforma educativa. Ocho de cada diez peruanos lo están, por lo que ya es una política de Estado que trasciende más allá de un Gobierno", agregó la ministra.

Durante la interpelación, Martens recordó que, a partir de noviembre próximo, los maestros nombrados y contratados ganarán como mínimo 2.000 soles (615 dólares), y que los maestros que trabajan en lugares más alejados percibirán 2.850 soles (876 dólares), de acuerdo con los incrementos aprobados tras la huelga de docentes.

El presupuesto nacional de 2018 le asigna a Educación más de 28.000 millones de soles (8.600 millones de dólares), lo que representa un incremento de 8 % respecto a la actual partida, señaló.

Asimismo, Martens informó que desde 2014 a la fecha se han ejecutado 11 procesos de evaluación y han ascendido 63.000 docentes, y que durante su gestión se prevé ascender a 144.000 maestros como parte de la carrera pública magisterial.

"Es totalmente falso que estas evaluaciones conduzcan a despidos masivos", indicó la ministra, tras explicar que los docentes de escuelas públicas serán capacitados, en el caso de desaprobar sus exámenes.

De la misma forma, la titular de Educación reiteró que ninguna persona que haya sido condenada o procesada por terrorismo ejercerá la docencia en Perú.

"Ninguna persona que haya sido condenada o se encuentre procesada por terrorismo o por apología estará frente a nuestros estudiantes", remarcó Martens durante su intervención en la sesión de interpelación.