EFESan Juan

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció que prescindirá de todos los colaboradores que aparecen en el chat en el que miembros de su administración critican a otros funcionarios y utilizan lenguaje soez, incluido el secretario de Estado, Luis Rivera, que presentó su dimisión.

La publicación este sábado de la totalidad de las casi 900 páginas del chat supusieron una convulsión que culmina días de filtraciones que han provocado una crisis institucional sin precedentes, aunque Rosselló mantiene que no dimitirá.

"Quiero anunciar que he tomado la determinación de prescindir de manera inmediata de la colaboración de todos los allegados a mi administración que forman parte del chat que se reveló hoy en su totalidad", dijo Rosselló en un comunicado.

"Luego de analizar el contenido de las comunicaciones, resulta imposible para mí y para quienes esperan los más altos estándares éticos y de comportamiento continuar con esta controversia que distrae y obstaculiza la gestión pública tan importante que tenemos por delante", aseguró el jefe del Ejecutivo.

Rosselló confirmó que Christian Sobrino, representante del Ejecutivo ante la Junta de Supervisión Fiscal, le comunicó su decisión de dejar los cargos que ostenta para comenzar una transición ordenada que deberá finalizar en los próximos días.

"Ya he iniciado desde temprano en la mañana una consulta con sus posibles sucesores y estaré en posición de anunciarlo en las próximas horas", matizó.

Adelantó que además el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, presentó su renuncia.

"Consciente de que no es posible mantener el ambiente actual, le he comunicado a todos los demás funcionarios públicos involucrados en el chat que habré de prescindir de igual forma de sus servicios y/o de sus consejos", destacó.

"No obstante, por el contenido de las comunicaciones y tras evaluar sus aportaciones a las mismas, le he solicitado al licenciado Ricardo Llerandi que permanezca en su posición como secretario de la Gobernación y al licenciado Anthony Maceira, como secretario de Asuntos Públicos", matiza el gobernador.

Además, dijo que reitera que en este preciso momento "todo mi gabinete se encuentra bajo evaluación. Tan pronto concluya este proceso estaré haciendo nuevos anuncios".

"Esta es una situación sumamente penosa para mí, como gobernador, como ser humano y como puertorriqueño. Pero reconozco que no hay otra salida posible y que no hay perdón que valga de mi parte sin tomar correcciones y sin claras señales de propósito de enmienda", sostuvo.

Concluyó diciendo que fue electo por el pueblo y continuaré "la misión que me fue concedida, ahora más que nunca".

Sobrino, por su parte, anunció su dimisión mediante su cuenta en la red social Twitter donde aseveró que durante la "mañana de hoy le comuniqué al Gobernador mi renuncia a mis cargos en el Gobierno de Puerto Rico y la transición ordenada de estas funciones".

A su vez, Carlos Bermúdez, asesor de comunicación y relaciones públicas del Ejecutivo, mediante una nota, anunció que no continuará asesorando ni al gobernador ni a la representante de Puerto Rico en Washington, Jenniffer González.

"Ayer le comuniqué a la comisionada residente y hoy en la mañana le reiteré que, para evitar distracciones, he determinado no continuar asesorándole. Lo mismo he hecho con el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, a quien también le había notificado previamente de mi interés en concentrarme y dedicarme de lleno a otros proyectos", dijo.

Con ambos "no existe contrato actualmente ni se renovará. Durante muchos años he trabajado y colaborado con distintas figuras del quehacer político, les he acompañado en la medida en que mis destrezas refuerzan y añaden valor a su proyección y su trabajo", subrayó.

"Estoy convencido de que ambos harán su mejor esfuerzo para servirle bien a Puerto Rico en este tiempo tan crucial para la recuperación de la isla, gestión en la que les deseo mucho éxito", concluyó.

Las 889 páginas del controvertido chat fueron reveladas por el Centro de Periodismo Investigativo tras obtener el documento completo por parte de una fuente anónima.

Los mensajes comienzan en diciembre de 2018 y llegan hasta finales de enero de 2019.

Medios de la isla caribeña publican enlaces a los que se puede acceder al documento, que junto a las detenciones el pasado miércoles de varios exfuncionarios y contratistas del Gobierno de Ricardo Rosselló han provocado una crisis sin precedentes.