EFEBogotá

El Gobierno colombiano expulsó a seis narcotraficantes que buscaban someterse a la Justicia Especial para la Paz (JEP) como supuestos miembros de la desmovilizada guerrilla de las FARC, informó este lunes una fuente oficial.

"Hemos sacado a seis personas de esas listas, y de otras dos sí se comprobó que efectivamente eran parte de las FARC", dijo a periodistas el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

Ceballos afirmó que su oficina retiró a esas personas después de que el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, le envió a él y al fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, una carta alertando que eran narcotraficantes y no miembros de las FARC.

Los nombres relacionados por Whitaker son Olindo Perlaza Caicedo, alias "Olivillo"; Álver Pineda Mosquera, alias "Me"; José Límber Valencia, Milton Polivio Rosero, Diego Alberto González Castillo, Washington Perlaza, Juan Carlos García Maya y José Geidin Castro.

Quienes pretendían "colarse" en la JEP como miembros de la ahora desmovilizada FARC tienen órdenes de captura y otros están detenidos en cárceles colombianas a la espera de que la justicia decida si los extradita o no a EE.UU, que los solicita por delitos relacionados con narcotráfico.

La JEP es un mecanismo de justicia transicional, creado en la Constitución Política, que tiene la tarea de investigar, esclarecer, juzgar y sancionar los más graves crímenes ocurridos en Colombia durante el conflicto armado y hasta el 1 de diciembre de 2016.

"De acuerdo con la información que está en manos de la Fiscalía General de la Nación y esta investigación, el Gobierno de los Estados Unidos ha manifestado que esas personas habrían pagado grandes sumas de dinero para hacer parte de esas listas", afirmó Ceballos.

A propósito de los "colados", la JEP aseguró este lunes que no los admite y reveló que desde 2018, cuando comenzó a operar, la Sección de Revisión ha rechazado 43 solicitudes de garantía de no extradición de las 58 que ha recibido.

Además, siete han sido avocadas y ocho están en estudio preliminar.

"Las 43 personas rechazadas habían solicitado a la JEP conocer sus casos, ya que alegaban ser parte de las extintas FARC-EP. Además, argumentaron que sobre ellos pesa una solicitud de extradición de Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico", señaló dicha jurisdicción.