EFELima

El Congreso de Perú aprobó hoy delegar facultades legislativas al Gobierno del presidente Martín Vizcarra en temas económicos, lucha contra la corrupción y protección de víctimas de la violencia por un plazo de 60 días.

Con 82 votos a favor, el pleno del Parlamento aprobó la ley que delega en el Ejecutivo la facultad de legislar en materia tributaria y financiera, de gestión económica y competitividad, de reconstrucción y cierre de brechas en infraestructura y servicios.

Asimismo, en lucha contra la corrupción, prevención y protección de personas en situación de violencia y vulnerabilidad y sobre la modernización de la Gestión del Estado.

En el último día de la legislatura, el Congreso aprobó la delegación de facultades por 60 días, en primera votación y exoneró de la segunda votación a los parlamentarios.

El Gobierno peruano ha pedido facultades legislativas para impulsar el crecimiento económico y combatir la evasión tributaria y el lavado de activos.

Asimismo, en vista a las investigaciones abiertas contra líderes políticos, exmandatarios y funcionarios públicos por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht, implicada en una enorme trama de corrupción, el Ejecutivo se ha visto forzado a endurecer la lucha contra los delitos de corrupción y conexos.

Dentro de las facultades solicitadas, el Gobierno también anunció medidas para combatir el feminicidio y la violencia de género en el país.

La delegación de facultades pedida por el Ejecutivo recibió el apoyo de la Comisión de Constitución, presidida por la fujimorista Úrsula Letona, de la opositora Fuerza Popular, mientras que las bancadas izquierdistas de Nuevo Perú y Frente Amplio rechazaron la solicitud.