EFEBeirut

El Gobierno sirio celebró el comunicado final de la cumbre de ayer entre Rusia, Turquía e Irán en la ciudad rusa de Sochi, donde se acordó lanzar un nuevo proceso de paz en el país árabe, informó en las últimas horas la agencia de noticias oficial SANA.

Una fuente del Ministerio sirio de Asuntos Exteriores, citada por la agencia, expresó que su Ejecutivo celebra ese comunicado "a la luz del compromiso de la República Árabe de Siria de apoyar cualquier paso político que respete la soberanía, independencia e integridad territorial del país, y que contribuya a detener el derramamiento de sangre".

La fuente destacó que la reunión de ayer complementa la cumbre sirio-rusa del lunes, donde se acordó seguir luchando contra el terrorismo y se establecieron los principios básicos para organizar un proceso político con el fin de encontrar una solución al conflicto.

En dicho proceso debería haber una conferencia nacional de diálogo entre sirios y formarse un comité para analizar la Constitución actual y celebrar elecciones parlamentarias, agregó la fuente.

El miércoles, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y sus homólogos turco e iraní, Recep Tayyip Erdogan y Hasan Rohaní, acordaron en Sochi poner en marcha un nuevo proceso de paz para Siria, pero no ofrecieron detalles ni fijaron una fecha.

"Los presidentes de Irán y Turquía respaldaron la iniciativa de convocar un congreso para el diálogo nacional sirio", dijo Putin al comparecer ante la prensa tras el encuentro.

Rusia e Irán son los dos principales valedores internacionales del Gobierno de Damasco, mientras que Turquía es aliada de la oposición.

La cumbre trilateral de Sochi fue precedida dos días antes de una reunión entre Putin y el mandatario sirio, Bachar al Asad, en esa localidad rusa, en la que abordaron los principios de un proceso político en Siria y la celebración de una conferencia nacional entre sirios.