EFETeherán

Irán eliminó hoy el último escollo formal para la aplicación del acuerdo nuclear alcanzado con Occidente después de que el Parlamento del país aprobara en una sesión tensa una normativa que habilita al Gobierno a aplicar las directivas del denominado Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA en inglés).

En virtud de la normativa aprobada, que contó con 139 votos a favor y 100 en contra entre los 253 legisladores presentes en la Cámara y que ahora deberá ser votada artículo por artículo para poder entrar en vigor, el Gobierno del moderado Hasán Rohaní estará autorizado a poner en marcha un pacto que exige a Irán limitar y someter a duras inspecciones su programa atómico a cambio del fin de las sanciones que lastran su economía.

De este modo, toda vez que el líder supremo iraní Alí Jameneí, quien tiene la última palabra en toda cuestión política y religiosa del país, ya se mostrara favorable al pacto cuando este se hizo público, ya no quedan en Irán fuerzas que puedan impedir la puesta en marcha del histórico acuerdo.

Sin embargo, el debate parlamentario si demostró la dura oposición tanto al JCPOA como a todo acercamiento con Occidente que reside en el Parlamento iraní, donde los sectores más duros no dudaron incluso en amenazar de muerte al ministro de Asuntos Exteriores Mohamad Yavad Zarif, presente en la cámara, por haber impulsado el acuerdo.

"Les ahorcaremos y les enterraremos en el reactor de Arak cubiertos de cemento", fue lo que les dijo un diputado del sector más radical tanto al ministro como al responsable de la Organización Iraní de la Energía Atómica, Alí Akbar Salehí, informa la agencia iraní ISNA.

Además, hubo gritos y tensión cuando otros diputados intentaron impedir que Salehí tomara la palabra para explicar el contenido del JCPOA.

Otro opositor al pacto, el diputado Mehrdad Bazrpash, rechazó que el Gobierno de Rohaní haya presionado para acelerar la votación sobre el JCPOA, lo que consideró "una concesión" a Occidente, que todavía no ha puesto en marcha ninguna de las previsiones del pacto favorables a Irán.

"Frente a Irán está EEUU, y ni su Senado ni su Congreso aprobaron este pacto. Su presidente solo estará un año más. ¿Y ahora esperan que nosotros lo aprobemos?", apuntó el diputado.

En las últimas semanas, Rohaní y sus ministros criticaron al Parlamento por su lentitud a la hora de aprobar el mismo y adujeron que eso estaba causando daños a la economía iraní, pues impedía el fin de las sanciones al país.

Además, el Gobierno nunca vio con buenos ojos que el Parlamento, dominado por los sectores más conservadores, se pronunciara sobre el asunto ya que al hacerlo convertiría las previsiones del pacto en una ley para Irán, lo que no ocurriría en ninguno de los otros países signatarios del mismo.

La iniciativa aprobada hoy fue presentada por la Comisión Parlamentaria de Seguridad Nacional, establecida para valorar el JCPOA apenas se anunció su consecución en Viena el pasado 14 de julio.

Esta comisión obedecía a una ley votada en junio según la cual los diputados iraníes deberían dar su visto bueno a cualquier acuerdo nuclear con Occidente.

La norma permite a Rohaní aplicar el pacto siempre que esto no contradiga la opinión del Consejo Supremo de Seguridad Nacional (CSSN), el máximo órgano de defensa del país, al tiempo que obliga al Gobierno a "seguir de cerca" el compromiso de las potencias del Grupo 5+1 (EEUU, Francia, Rusia, China, Reino Unido y Alemania) con la efectiva eliminación de las sanciones económicas que pesan sobre Irán, así como su apoyo al "programa nuclear pacífico" del país.

Además, todas las inspecciones a instalaciones nucleares de Irán que recoge el JCPOA deberán producirse bajo las directrices del CSSN, que podrá autorizar "caso por caso" inspecciones a centros militares y entrevistas con científicos iraníes si son necesarios.