EFENueva York

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) se disparó este jueves un 24,67 % y el barril cerró en 25,32 dólares, en una sesión en la que el crudo estadounidense llegó a revalorizarse hasta un 30 %.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en el mes de mayo sumaron 5,01 dólares respecto a la sesión previa del miércoles.

Los precios del crudo se han desbocado hoy tras las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien avanzó el acercamiento entre Arabia Saudí y Rusia para recortar entre 10 y 15 millones de barriles diarios de producción para equilibrar los mercados energéticos, especialmente golpeados por la crisis de la COVID-19 y la caída de la demanda.

"Acabo de hablar con mi amigo MBS (príncipe heredero) de Arabia Saudí, quien a su vez habló con Putin, el presidente de Rusia. Espero y deseo que recorten -la producción- en aproximadamente 10 millones de barriles. Y quizá sustancialmente más, lo que de suceder sería GENIAL para la industria del gas y el petróleo", expresó el presidente estadounidense a través de su cuenta de Twitter.

En un tuit posterior, el presidente estadounidense declaró que el recorte podría llegar incluso hasta los 15 millones “lo que sería excelente para todos”.

Durante el resto de la jornada el crudo no volvió a alcanzar ese 30 % y los inversores frenaron ligeramente sus expectativas por las dudas de que el recorte que ha sugerido Donald Trump sea plausible tal y como está el mercado, especialmente si la producción estadounidense queda al margen y no realiza reducciones.

El analista jefe de la consultora energética Rystad Energy, Magnus Nysveen, expresó en una nota que, de ser cierto, eliminar 10 millones de barriles por día (bpd) en cuestión de semanas, en un contexto en el que el exceso de suministro asciende a 25 millones bpd, contribuirá a equilibrar el mercado a un nivel “mucho más saludable”, sobre todo antes de que los países se queden sin capacidad de almacenamiento.

Asimismo, Arabia Saudí ha solicitado una reunión urgente, antes de la prevista para junio, de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios para evaluar la situación del mercado y se espera que aborden un nuevo acuerdo para recortar la producción.

"El reino invita a una reunión urgente a (los países) de la OPEP+ y otro grupo de países con el fin de procurar llegar a un acuerdo justo para recuperar el equilibrio deseado en los mercados de petróleo", informó la agencia estatal saudita SPA.

Tras la caducidad a finales de marzo de los recortes en la producción acordados el pasado año, la OPEP propuso una nueva reducción para paliar los efectos de lo que aún era la epidemia de COVID-19, hoy pandemia, y que Rusia rechazó tajantemente.

Esta guerra de precios, sumada a los efectos de la pandemia, ha hecho que los precios del petróleo estadounidense hayan caído entre un 60 y un 70 % en lo que va de año.

En este sentido, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's calcula que las 25 mayores compañías petroleras del mundo perdieron 810.000 millones de dólares durante los últimos tres meses por el desplome de los mercados energéticos.

Por otro lado, la vuelta a la normalidad de China, el mayor consumidor de combustible del mundo, también ha mejorado los ánimos en los mercados alrededor del mundo.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en mayo sumaron cerca de 11 centavos hasta los 0,66 dólares el galón, y los de gas natural, con vencimiento el mismo mes, restaron 4 centavos hasta los 1,55 dólares por cada mil pies cúbicos.