EFELima

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, fue citado para que declare ante el fiscal anticorrupción Germán Juárez el próximo 3 de noviembre, informaron este miércoles medios locales.

El fiscal Juárez, quien integra el equipo especial que investiga el caso Lava Jato en Perú, indicó que el gobernante deberá señalar el lugar en el que brindará su declaración, aunque remarcó que la citación es "inaplazable" y deberá contar con la presencia "obligatoria" del abogado de Vizcarra.

El diario El Comercio detalló que la citación de Juárez, quien investiga el caso del "club de la construcción", la supuesta asociación de varias empresas peruanas y extranjeras para repartirse licitaciones públicas tras pagar sobornos, llegó durante la tarde de este miércoles al Palacio de Gobierno peruano.

PRESUNTOS SOBORNOS

La Fiscalía peruana ha iniciado una investigación preliminar después de que se conociera que varios aspirantes a "colaboradores eficaces" (delatores premiados) de la Justicia afirman que el mandatario recibió pagos millonarios a cambio de conceder obras públicas cuando era gobernador de la región de Moquegua (2011-2016).

Esos testigos acusan a Vizcarra por dos casos distintos, vinculados a la trama del "club de la construcción", por lo que la Fiscalía anunció el lunes la apertura de una investigación bajo la sospecha de la comisión de delitos de colusión y asociación ilícita.

De esa manera, el gobernante se unió a todos sus antecesores en el cargo acusados, detenidos o bajo investigación formal por delitos de corrupción: Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), Ollanta Humala (2011-2016), Alejandro Toledo (2000-2006), Alberto Fujimori (1990-2000) y Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien se suicidó mientras era investigado.

Vizcarra niega categóricamente haber recibido sobornos y asegura que está dispuesto a atender todas las investigaciones en su contra, a pesar de que la Constitución peruana le da inmunidad hasta que termine su mandato, el 28 de julio de 2021.

PEDIDO DE DESTITUCIÓN

Sin embargo, el Congreso peruano debatirá este jueves si admite a trámite la apertura de un nuevo proceso de destitución contra Vizcarra por "permanente incapacidad moral", la segunda vez en poco más de mes en la que el mandatario afronta un pedido similar.

La moción de destitución fue presentada el martes por representantes de cinco partidos opositores y ahora el pleno del legislativo votará si acepta debatirla, para lo cual debe ser apoyada, al menos, por 54 diputados.

De suceder eso, se tendrá que convocar a una nueva sesión plenaria en un plazo máximo de diez días para que el mandatario o su abogado expongan su defensa, tras lo cual se votará si el presidente es destituido, un extremo que debe alcanzar un mínimo de 87 votos de los 130 legisladores peruanos.