EFELima

El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, calificó este viernes de "inaceptable" la carta de un grupo de militares en retiro que pidió a los altos mandos de las Fuerzas Armadas no reconocer al izquierdista Pedro Castillo como presidente electo y sugerir así en la práctica un golpe de Estado.

En un mensaje televisado a nivel nacional junto a la primera ministra, Violeta Bermúdez, y la ministra de Defensa, Nuria Esparch, Sagasti anunció que la carta, que se difundió en la noche del jueves, ha sido enviada a la Fiscalía para que procedan con las investigaciones que consideren oportunas.

"Es inaceptable que un grupo de personas retiradas de las Fuerzas Armadas pretenda incitar a los altos mandos para que quebranten el Estado de Derecho", aseguró Sagasti.

"Rechazo este tipo de comunicaciones que no solo son contrarias a los valores y a la institucionalidad democrática sino que también son actos reñidos con la Constitución y las leyes", agregó.

El mandatario recordó que, "en una democracia, las Fuerzas Armadas no son deliberantes, son absolutamente neutrales y escrupulosamente respetuosas de la Constitución".

"Nos ha costado mucho tiempo y esfuerzo construir nuestra institucionalidad democrática a lo largo de nuestros turbulentos 200 años de vida republicana. No la pongamos en peligro", advirtió Sagasti.

"Como jefe supremo de las Fuerzas Armadas y de Policía Nacional, garantizo la neutralidad y exijo que se la respete. Exhorto a la ciudadanía a mantener la calma y la serenidad en los difíciles momentos que vivimos a pocos días de conmemorarse el bicentenario de nuestra independencia", concluyó.

LARGA LISTA

La carta de los militares retirados tenía como destinatarios el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y los comandantes generales del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea.

Según Sagasti, la misiva solo contaba con una firma, seguida de una lista de nombres que supuestamente apoyaban esta comunicación, aunque varios de ellos eran de antiguos militares ya fallecidos, de acuerdo a medios locales.

La comunicación insta a los jerarcas militares a no reconocer el triunfo electoral de Pedro Castillo debido a las denuncias de "fraude sistemático" que ha realizado, sin pruebas fehacientes de respaldo, la derechista Keiko Fujimori, perdedora de la elección presidencial del pasado domingo 6.

Con el escrutinio completado, Castillo es el virtual presidente electo de Perú al haber sacado 44.058 votos más que Fujimori, en unos ajustados comicios donde el izquierdista obtuvo el 50,12 % de los votos válidos frente al 49,87 % de su rival.

Sin embargo, la proclamación oficial se ha dilatado debido a los recursos interpuestos por Fujimori para anular unos 200.000 votos de zonas rurales y andinas donde Castillo tuvo un apoyo abrumador, bajo el argumento repetido sin pruebas consistentes de que allí se produjo un "fraude sistemático" en las mesas de votación.

ILEGAL PEDIDO DE NUEVAS ELECCIONES

Es en ese escenario donde este numeroso grupo de varios cientos de militares retirados pide no reconocer a Castillo en caso de que los jurados electorales desatiendan las denuncias del partido fujimorista Fuerza Popular.

"Tendríamos un presidente ilegal e ilegítimamente proclamado", dice la carta, que también aconseja recurrir al Congreso "para dar una solución democrática".

Esa misma tesis la mantiene el congresista electo del ultraconservador partido Renovación Popular Jorge Montoya, un almirante en retiro de la Armada, quien sugirió esta semana que el nuevo Congreso que asume sus funciones el próximo día 28 de julio convoque nuevas elecciones si para esa fecha aún no se ha proclamado al nuevo presidente.

Lo sugerido por Montoya es ilegal y no se sustenta en ninguna norma.

Si llegara a ocurrir, ese militar retirado asumiría al menos temporalmente como presidente interino, puesto que asumirá la jefatura del Legislativo por ser el congresista electo más votado.