EFESanta Marta (Colombia)

El buque hospital USNS Comfort, el sexto más grande del mundo, inició este martes sus operaciones en la ciudad colombiana de Santa Marta (norte), donde atenderá diariamente a unos 500 pacientes, entre ellos migrantes venezolanos que huyen de la crisis que atraviesa su país.

"Todo por los pacientes, especialmente, por los más pequeños. Comenzó la misión humanitaria del buque hospital USNS Comfort de la Armada de Estados Unidos en Santa Marta", afirmó la embajada del país norteamericano en Colombia en Twitter.

La embajada señaló que la misión, denominada Promesa Duradera y que se extenderá hasta el próximo domingo, se inició con una revisión médica de los pacientes preseleccionados para las cirugías que se harán en el buque.

En el USNS Comfort se prevé que se desarrollen unas 30 cirugías diarias entre ambulatorias generales y oftalmológicas por médicos que conforman las cerca de 950 personas que trabajan en la nave.

Con estos galenos se espera que se realice además atención en dermatología, medicina preventiva, optometría, pediatría, salud de la mujer y salud pública.

Al personal médico se suman cientos de voluntarios que trabajarán como interpretes y, cuyos trabajos "en los sitios de atención en tierra y a bordo del buque, ayudan a cumplir los objetivos de la misión".

"La misión humanitaria Promesa Duradera está en Santa Marta para apoyar los esfuerzos del gobierno de Colombia en brindar asistencia médica a las poblaciones más vulnerables", agregó la Embajada.

Entre los pacientes a atender hay migrantes venezolanos que han llegado a la ciudad huyendo de la crisis política, social y humanitaria que atraviesa su país.

Según cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), el número de venezolanos que han abandonado su ha superado la barrera de los cuatro millones, de los que más de 1,4 millones han llegado a Colombia.

La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares, y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales.

También equipo de marinos del servicio civil que supervisarán la operación y navegación, helicópteros embarcados que transportarán a los pacientes entre tierra y el buque, y atención en puntos instalados en tierra, entre otras.

Asimismo, dispone de un banco de sangre con 500 unidades, tratamientos dentales, área de terapia física, plantas productoras de oxígeno y máquinas de rayos X.

La actual misión del Buque Comfort tiene también paradas en Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Granada, Haití, Jamaica, Panamá, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, y San Cristóbal y Nieves.