EFENueva York

El sospechoso del tiroteo por una disputa a plena luz del día este sábado en Times Square (Nueva York), que dejó a tres personas heridas, fue detenido este miércoles en el estado de Florida, al sur de EE.UU., según informaron medios locales.

Farrakhan Muhammad, de 31 años, fue detenido por alguaciles federales y agentes de la unidad especializada en fugitivos de Nueva York y Nueva Jersey en la localidad de Starke, cerca de Jacksonville, después de varios días de búsqueda, según el canal local ABC 7.

Muhammad aparentemente intentó disparar a su hermano, quien lo identificaría más tarde ante la Policía local, y en su lugar hirió a tres viandantes -dos mujeres y una niña de cuatro años- que tuvieron que ser trasladadas a un hospital y evolucionan favorablemente.

"No hay absolutamente ningún motivo por el cual sacar una pistola y ponerte a disparar en ninguna parte de Nueva York", dijo este miércoles en una rueda de prensa el jefe de la Unidad de Detectives de la Policía de Nueva York, James Essig, que señaló que se desconoce la razón concreta del tiroteo y que hasta el momento no se ha encontrado el arma utilizada.

Essig también concretó que Muhammad, que se había rapado el pelo en un supuesto intento de cambiar su imagen, fue detenido en el aparcamiento de un McDonalds en Starke, un arresto que se produjo sin incidentes.

El jefe de la Unidad de Detectives apuntó asimismo que buscarán la extradición del supuesto autor del tiroteo desde Florida hasta Nueva York.

Las autoridades llevaban desde el sábado por la tarde intentando localizar al sospechoso después del violento incidente, que ha causado conmoción en uno de los puntos más turísticos de la Gran Manzana y ha puesto el foco en el creciente número de tiroteos locales.

Fuentes del Cuerpo dijeron hoy al canal NBC que Muhammad fue a un hotel cercano después del tiroteo, se cambió de ropa y abandonó el lugar junto a una mujer para poner rumbo al sur del país en un vehículo, de acuerdo a cámaras de vigilancia y avistamientos.

No se conocen todavía los cargos contra el detenido, que tiene antecedentes criminales, y las autoridades están interrogando a la mujer que lo acompañaba, a la que consideran su pareja, para saber si tenía conocimiento de estar ayudando a un fugitivo.

En abril hubo 149 incidentes de violencia armada en la Gran Manzana, prácticamente el triple que en ese tramo de 2020, y ya van 451 desde que comenzó el año, un 86 % más interanual, cifras alarmantes de cara a un verano en el que se espera una vuelta del turismo para reactivar la economía.

Pese a esa tendencia al alza, el alcalde, Bill de Blasio, ha defendido que Nueva York es una ciudad segura, aunque ha dicho que reforzará la presencial policial porque el "retorno" económico depende de esa percepción.