EFESantiago de Chile

La pugna por gobernar Santiago de Chile, la principal contienda de las elecciones regionales que celebra Chile este domingo, avanza con unos resultados muy ajustados, de empate técnico, entre Unidad Constituyente (UC), que lleva un 50,7 % de votos y Frente Amplio (FA) con un 49,2 %, según los primeros conteos.

Con mas del 87 % escrutado, la izquierda tradicional del candidato Claudio Orrego se impondría sobre la izquierda más radical Karina Oliva (FA) en región capitalina, la más relevante de esta elección, por ser la más poblada del país.

Se trata de la primera vez en la historia que Chile elige a los gobernadores de las 16 regiones, antes eran nombradas a dedo por el Gobierno, por lo que se consideran unas elecciones cruciales hacia la descentralización del país.