EFEMiami

El huracán Epsilon se mantiene con vientos máximos por debajo de los 150 kilómetros en su rumbo hacia el noroeste del océano Atlántico y tras pasar al este de las islas Bermudas este jueves sin tocarlas, pero dejando lluvias y oleaje peligroso.

En su recorrido por mar abierto, el décimo huracán de la actual temporada ciclónica del Atlántico fue localizado a las 8.00 pm EST (00.00 GMT) a 195 millas (310 km) al este de Bermudas.

Sus vientos máximos sostenidos marcaban a esa hora las 85 millas por hora (140 km/h), por lo que ocupa la categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, que clasifica los ciclones tropicales según la intensidad de sus vientos.

Epsilon se desplaza a 9 millas por hora (15 km/h) sin presentar amenaza alguna a las costas de EE.UU. y Canadá, según un gráfico suministrado por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

El centro del huracán continuará pasando "bien al este" de las Bermudas esta noche y la madrugada de este sábado se espera un movimiento hacia el norte, con otro más rápido hacia el noreste ese mismo día por la tarde.

El centro del huracán llegó a alcanzar este miércoles categoría 3, con vientos máximos de 115 millas por hora (185 km/h), pero no se pronostica que vuelva a fortalecerse en lo adelante.

Los vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 15 millas (30 km) del centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical (más débiles y que afectan a Bermudas) hasta 240 millas (390 km).

Con Epsilon son diez los huracanes formados en esta temporada, de los cuales el mayor fue Laura, que tocó tierra en Luisiana a fines de agosto y causó al menos 77 muertes y daños por 14.100 millones de dólares en todo su recorrido.

El anterior huracán a Epsilon, Delta, también tocó tierra en Luisiana, en este caso el 9 de octubre.

Esta temporada de huracanes en el Atlántico, que oficialmente finaliza el 30 de noviembre, es la segunda más activa desde que se tienen registros. Sólo en la de 2005 se registraron más tormentas y huracanes.

Epsilon es el nombre de una letra del alfabeto griego. Las letras griegas se usan para denominar a tormentas y huracanes cuando se agota la lista de 21 nombres que confecciona para cada temporada ciclónica la Organización Meteorológica Internacional.

En 2005, el año de los poderosos huracanes Katrina y Wilma, hubo una tormenta Epsilon.