EFEWashington

El Gobierno de Estados Unidos se reserva "el derecho" a adoptar acciones contra el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, aunque indicó que no serán sanciones, tras la publicación de un informe de los servicios de Inteligencia que apuntan que aprobó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

"Nos reservamos el derecho de adoptar cualquier acción en el momento y de la manera que elijamos", dijo este lunes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en respuesta a una pregunta sobre si su Administración se planteaba adoptar sanciones en el futuro contra el príncipe heredero.

Aun así, Psaki matizó: "Históricamente, Estados Unidos, a través de los presidentes demócratas y republicanos, no ha sancionado a líderes gubernamentales de países donde tenemos relaciones diplomáticas".

Pese a estas declaraciones, en el pasado Washington sí que ha adoptado sanciones contra miembros del Gobierno libanés, vinculados al grupo chií Hizbolá, aliado a Irán, aunque EE.UU. mantiene lazos diplomáticos con el Líbano.

El viernes, la Oficina de la Directora del Departamento de Inteligencia Nacional de EE.UU. publicó un informe que señalaba que Bin Salmán aprobó el asesinato de Khashoggi, un periodista crítico con la familia real saudí, el 2 de octubre de 2018 en el consulado del reino en Estambul.

Tras la difusión del documento, Washington impuso restricciones de visados a 76 responsables saudíes, que sospecha han estado involucrados en este caso o en "amenazas a disidentes en el extranjero", entre otras medidas.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Joe Biden, ha anunciado un "reajuste" en las relaciones con Arabia Saudí, y así lo reiteró este lunes Psaki.

"El presidente ha dejado claro a su equipo, y en público, que la relación no va a parecerse a la del pasado", apuntó la portavoz, quien destacó que EE.UU. ha trasladado su preocupación por el respeto a los derechos humanos.

Sin embargo, agregó, "la diplomacia global requiere hacer que un país rinda cuentas cuando sea necesario, pero también actuar bajo el interés nacional de EE.UU. y eso es exactamente lo que el presidente está haciendo. EFE

ssa/hma/cav