EFEPanamá

Grupos civiles organizados de Panamá se manifestaron hoy contra la corrupción pacíficamente frente a la sede del Parlamento, y pidieron a la población castigar a los legisladores supuestamente corruptos no reeligiéndolos.

La manifestación fue convocada porque "nadie sabe" el destino cierto de varios cientos de millones de dólares que recibieron los legisladores entre 2009 y 2014, dijo a los periodistas uno de los impulsores de la actividad, Ubaldo Davis.

La Contraloría General entregó el pasado 27 de febrero un voluminoso expediente con auditorías solicitadas en su momento por la Fiscalía Anticorrupción, que investiga si diputados de diferentes partidos incurrieron en un perjuicio al Estado con el traslado entre 2009 y 2014 de partidas por al menos 319 millones de dólares.

"Esta lucha no es de uno, esta lucha es de todos", fue la consigna de la concentración, a la que los asistentes llevaron hasta una piñata de una rata que rezaba "La corrupción me tiene gorda".

Varias de las pancartas con mensajes en contra de la corrupción fueron colgadas por los manifestantes en la valla que protege la sede parlamentaria.

La Justicia de Panamá investiga decenas de casos de corrupción que involucran a empresarios y a exfuncionarios del Gobierno del Ricardo Martinelli (2009-2014), en medio de denuncias de "persecución política" por parte de los involucrados y de quejas de grupos civiles y otras fuerzas vivas por la lentitud del Ministerio Público y la supuesta parcialidad de los jueces del Supremo.

El propio Martinelli afronta causas penales ante el Supremo panameño, una de ellas por escuchas ilegales que lo mantiene preso desde junio pasado en Miami (EE.UU.) a la espera de la decisión del Departamento de Estado sobre la extradición solicitada por Panamá.