EFETegucigalpa

El Gobierno de Honduras pidió este lunes a sus ciudadanos en EE.UU. "mantener la calma" ante las redadas y señaló que su servicio consular está "en alerta" para atender a los hondureños que requieran servicios de protección o asesoría con abogados migratorios.

"Llamamos a nuestros compatriotas a mantener la calma, en caso de ser abordados no revelar su situación migratoria, solicitar la orden judicial de arresto o revisión antes de abrir las puertas a las autoridades migratorias y sobre todo no brindar información falsa", indicó un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El Estado de Honduras reiteró que los estándares interamericanos de derechos humanos "exigen que cada decisión en materia migratoria sea fundamentada individualmente y se respete el debido proceso, independientemente del estatus, garantizando, entre otros, la dignidad, la vida y aplicando los principios fundamentales de no devolución, y en el caso de niños y niñas, su interés superior".

El servicio consular hondureño, añade el comunicado, está "en alerta" para atender a los ciudadanos del país centroamericano que necesiten protección o asesoría, con el apoyo de "abogados migratorios pro bono".

El Gobierno de Juan Orlando Hernández aseguró que el personal de los Centros de Atención al Migrante Retornado "está preparado" para recibir a los hondureños que sean deportados y darles los "servicios necesarios que les garantice un regreso digno a su tierra".

Asimismo, reiteró "su compromiso" de "atender y proteger a los hondureños que se encuentren en situación de vulnerabilidad, velar por la protección de sus derechos y el debido proceso", según el comunicado de la Cancillería.

Los responsables de las principales agencias migratorias de EE.UU. defendieron el domingo las redadas contra indocumentados en nueve ciudades del país, donde la situación es confusa porque el Gobierno no han confirmado su inicio, aunque en Nueva York hubo tres operaciones el sábado sin detenidos.

En un nuevo intento de reducir el flujo migratorio en la frontera con México, procedente principalmente de Centroamérica, el Gobierno de Estados anunció hoy que impedirá otorgar el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un "tercer país seguro".

"Un extranjero que entre o intente entrar en EE.UU. a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EE.UU. no es apto para asilo", señaló la nueva orden publicada en el Registro Federal y que entrará en vigor este martes.

La normativa fue presentada por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional.