EFETeherán

Un responsable del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores ha manifestado hoy que la capacidad militar de Israel ha quedado de nuevo en evidencia tras el reciente derribo de uno de sus aviones en Siria cuando efectuaba una serie de bombardeos.

El director de la Oficina de Oriente Medio, Hamid Reza Dehqani, dijo hoy en un seminario en Teherán que los israelíes "estaban orgullosos de la superioridad de su Fuerza Aérea, que ahora es cuestionada con su avión derribado".

"El régimen sionista (Israel) no tenía otras capacidades. Estaban sufriendo de legitimidad y crisis de identidad, y lo único que tenían era el poder militar", subrayó Dehqaní, citado por la agencia oficial IRNA.

Según este responsable de Exteriores, la capacidad militar de Israel ya quedó en evidencia en las guerras de 2006 contra el grupo Hizbulá en el Líbano y de 2009 contra el movimiento palestino Hamás en Gaza.

Después de que entrara en su espacio aéreo un dron que Israel consideró iraní y que derribó, las fuerzas aéreas israelíes atacaron el pasado sábado "posiciones iraníes y sirias" cerca de la ciudad siria de Palmira, desde donde los iraníes estaban controlando el dron, según la versión del Ejército israelí, desencadenando una de las mayores escaladas de tensión de los últimos años.

Como respuesta al ataque, de forma inesperada, cuando los cazabombaderos israelíes F-16 volvían a su territorio, sufrieron el ataque de los sistemas de defensa antiaérea de Siria y, por primera vez desde el inicio del conflicto, uno de los aviones israelíes fue derribado en el norte de Israel. El piloto y copiloto lograron saltar antes de que el aparato se estrellara pero resultaron heridos, uno de ellos grave.

El Gobierno iraní rechazó el sábado como "sin fundamento y demasiado ridículas para ser tomadas en serio" las acusaciones realizadas por Israel sobre la entrada de un avión no tripulado iraní en su territorio.

"La República Islámica de Irán solo tiene una presencia asesora en Siria", aseveró el portavoz de Exteriores, Bahram Qasemí, quien también destacó que "el Gobierno sirio tiene el derecho legítimo de defender su integridad territorial contra cualquier invasión extranjera".