EFEQuito

Un tribunal de Guayaquil aplazó este jueves, por motivos de salud, las audiencias de juicio al expresidente ecuatoriano Abdalá Bucaram, acusado por tenencia ilícita de armas, informó la Fiscalía General del Estado (FGE).

"Tribunal difiere la audiencia de juicio contra Abdalá B.O. a pedido de la defensa y del procesado (por motivos de salud)", informó el órgano fiscal en redes sociales.

En el mensaje, la Fiscalía notificaba asimismo que las vistas judiciales se aplazaron hasta "el 9 de noviembre".

Bucaram, que gobernó el país durante medio año entre 1996 y 1997, fue detenido el 12 de agosto pasado en un allanamiento a su domicilio por el presunto delito de tráfico ilícito de armas y municiones, en unas pesquisas realizadas con relación a otro caso de sobreprecios en la venta de insumos sanitarios.

De 68 años, el exmandatario padece afecciones cardíacas, y poco después de ser detenido fue ingresado en un hospital de Guayaquil en medio del arresto domiciliario que cumplía por la investigación judicial que se seguía en su contra.

En junio pasado la Justicia ecuatoriana dictó prisión preventiva para tres hijos de Bucaram por presunta asociación ilícita para la venta irregular de insumos a hospitales de Guayaquil.

A finales del mes pasado uno de los hijos, Jacobo Bucaram, ingresó en prisión, pero en esta ocasión bajo el cargo de presunta delincuencia organizada en la venta irregular de insumos médicos a hospitales durante la pandemia de covid-19 tras haber sido expulsado de Colombia, a donde había huido.

Otro de los hijos requeridos judicialmente, el exasambleísta Mishel Abdalá (Dalo) Bucaram, viajó a Estados Unidos en agosto, por lo que se encuentra prófugo de la Justicia en el mismo caso.

En la misma trama fueron involucrados dos ciudadanos israelíes, que fueron detenidos y puestos bajo prisión preventiva por supuesta corrupción en la provincia costera de Santa Elena.

Sin embargo, uno de los israelíes detenidos fue asesinado en agosto en una cárcel de Guayaquil.

Recientemente el Consejo Nacional Electoral (CNE) negó la inscripción de los candidatos a asambleístas nacionales por el movimiento Fuerza Ecuador (FE), encabezado por Abdalá Bucaram, y entre los que figuraba como precandidato su hijo Jacobo Bucaram.

El exmandatario gobernó Ecuador seis meses entre agosto de 1996 y febrero de 1997, cuando fue destituido por el Congreso ecuatoriano por "incapacidad mental para gobernar".

Tras ello, también fue prófugo de la justicia ecuatoriana durante 20 años, y estuvo exiliado en Panamá, hasta que los juicios en los cuales se le acusaba prescribieron.