EFELima

Comprar a los medios de comunicación, tener un juez corrupto como amigo o esconder dinero en paraísos fiscales te puede ayudar a convertirte velozmente en 'Presidente', al menos en un popular juego de mesa que explota la peor cara de los políticos peruanos en campaña.

"Hoy en día, es más fácil ganar siendo deshonesto, es más real", afirma, en entrevista con Efe, Javier Zapata, el creador de este juego de mesa que enfrenta desde hace 20 años a los jugadores en una feroz campaña por el sillón presidencial y que ahora vive una nueva época dorada con una actualización inspirada en la agitada vida política del país.

Como si los políticos se hubieran repetido, una y otra vez, cada una de las aristas más cuestionadas y sancionadas de los candidatos están presentes en las cartas que cada uno de los jugadores recibe para iniciar el juego.

A las clásicas "jugadas" como tener cuentas en Suiza, denunciar hijos ilegítimos, control de los medios de comunicación o la consabida amistad con un juez corrupto, se han añadido otras como el "vacunagate" o la mismísima "vacancia", elementos clave de la vida política peruana de estos tiempos.

"Antes, las jugadas más deshonestas eran muy castigadas, pero ahora es más real porque una jugada deshonesta te hace avanzar rápidamente, que siendo honesto", admite Zapata, quien se dedica a la editora de libros y juegos Malabares.

DINERO Y PODER POR VOTOS

Entre dos y cinco jugadores pueden disputarse la Presidencia en una partida que no dura más de 20 minutos y la mecánica es ganar más votos, "pero a través de obtener dinero y poder", en medio de "ataques y blindajes que te permiten protegerte de los ataques de los otros", precisa el creador.

En esta campaña, por ejemplo, prácticamente tiene asegurado el éxito el candidato que obtenga la carta de control de los canales de televisión porque "te da 7 % de votos, es el máximo que pueden ganar en una sola jugada", señala.

También está la carta de 'inauguro obras a medio hacer', que refleja la resignación del elector de que "si van a robar igual, por lo menos que hagan alguna obra", agrega Zapata.

Este ingeniero, que trabajó por diez años en un centro de innovación y emprendimiento reconoce que la realidad puede superar a la imaginación porque "ahora estamos entre el mal peor, ya no estamos solamente en que roben pero hagan obras, sino que no nos quiten muchas cosas".

Así aludió la inminente segunda vuelta electoral entre la derechista Keiko Fujimori, acusada de graves actos de corrupción, y el izquierdista Pedro Castillo, algunas de cuyas propuestas chocan con el Estado de Derecho.

EL FACTOR FUJIMORI

Precisamente, el que es uno de los juegos más vendidos en Perú fue creado por Zapata a fines del 2000, cuando el padre de la hoy candidata, Alberto Fujimori, renunció a la presidencia de Perú en medio de un enorme escándalo de corrupción.

Con los procesos electorales que siguieron, el juego también ha ido actualizando sus versiones para introducir cambios en sus cartas, como por ejemplo la de tener una 'inexplicable cuenta bancaria en Suiza', que en esa época pudo ser atribuida a algunos allegados al fujimorismo.

Esta carta evolucionó a ser "una inexplicable cuenta bancaria en Costa Rica", como la que se vinculó al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) - bajo arresto domiciliario en EE.UU mientras espera ser extraditado a Perú -, hasta llegar a la actual de "una inexplicable cuenta en un paraíso fiscal", genérica, "para que pueda funcionar para todos los casos", asegura Zapata.

Toledo también es aludido en una carta de ataque como es la de 'firma tus goles', después de que se negó inicialmente a reconocer a una hija extramatrimonial.

LA CARTA DE VACANCIA Y CUARENTENA

Con el último proceso electoral, el creador lanzó una última versión del juego en abril con 17 nuevas cartas para añadir al mazo original de 80.

La de "vacancia" refleja la gravísima crisis política del año pasado en que Perú llegó a destituir a dos mandatarios - Martín Vizcarra y Manuel Merino - en menos de 10 días.

Además, esta versión del juego trae una temible carta, la de cuarentena, donde "todos pierden dinero, incluso el que la juega, entonces tienen que ver cuándo la juegas para no perder tanto", indica Zapata.

Sin embargo, la actualización también ha reflejado lo efímero que los partidos y candidatos, dado que la carta que decía 'te quemaste', en alusión al excandidato Julio Guzmán que huyó de una aparente cita romántica al estallar un incendio, ya no tiene mayor sentido pues ni siquiera llegó al 5 % de votos.

Para Zapata, su creación es una caricatura ante la imposibilidad de cambiar las cosas en la política, pues con el humor puede hacer que la gente señale lo que está mal y sea más consciente.

"Nos reímos, pero un poco lloramos también cuando vemos esas actitudes", subrayó.

Mónica Martínez