EFEPristina

Kosovo celebra hoy con grandes actos en el centro de Pristina el 20 aniversario de la llegada de tropas de la OTAN tras 78 días de bombardeos de la Alianza, que allanaron de esta forma el camino hacia la independencia del país en 2008.

A primera hora de la mañana de este miércoles, el presidente kosovar, Hashim Thaci, recibió a la exsecretaria de Estado de EEUU Madeleine Albright, quien destacó la importancia de haber ayudado a Kosovo para alcanzar su libertad de Serbia, país al que pertenecía como provincia.

La entonces jefa de la diplomacia estadounidense fue una de las artífices de los bombardeos de la OTAN entre marzo y junio de 1999 en Serbia y Kosovo para evitar una "limpieza étnica" contra la población albano-kosovar.

Thaci era en ese momento líder político del llamado "Ejército de Liberación de Kosovo" (UCK), la guerrilla albano-kosovar que estaba enfrentada al ejército yugoslavo, del entonces presidente Slobodan Milosevic.

Por presión de Washington y la propia Albright, Thaci firmó, en febrero de 1999 en Ramboillet (París), un acuerdo de paz que Yugoslavia sin embargo rechazó, lo que abrió el camino a los bombardeos de la OTAN.

En un breve encuentro con la prensa, Thaci manifestó hoy que Kosovo sigue comprometido con el objetivo de ser un país democrático y multiétnico (para albaneses, serbios y otras minorías).

Por su parte, Albright, de 82 años, destacó estar "muy orgullosa" de todo lo que Estados Unidos hizo en Kosovo hace dos décadas.

"Nunca olvidaré mi llegada a Pristina justo después de la guerra, había mucha gente (en las calles) y había pancartas en todas partes diciendo 'Gracias EEUU'", recordó.

"Creo que Estados Unidos hizo lo correcto para ayudar a que la gente de Kosovo logre su libertad. Kosovo es un país independiente y debe ser reconocido por todo el mundo", aseveró la que fue secretaria de Estado durante la administración del presidente demócrata Bill Clinton (1993-2000).

Kosovo, que se declaró independiente en febrero 2008, ha sido reconocido hasta ahora por más de cien países, pero no por grandes potencias como Rusia, China y algunos países europeos, como España y Grecia, lo que impide que sea miembro de la ONU.

Aparte de Albright, se encuentran hoy en Pristina el propio Bill Clinton, así como el entonces general de la OTAN encargado de los bombardeos, Wesley Clark.

Por la tarde se inaugurará en el centro de Pristina un busto en honor a Albright.