EFENueva York

La farmacéutica estadounidense Regeneron anunció este lunes que su fármaco de anticuerpos contra la COVID-19 ha entrado en las fases avanzadas de dos ensayos clínicos, uno dedicado a prevenir y otro a tratar la enfermedad, en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, en inglés) de EEUU.

La firma explicó en una nota que su fármaco REGN-COV2 ha comenzado la fase 3 de un ensayo para evaluar su capacidad de "prevenir infecciones" entre personas sanas que han tenido exposición cercana a un paciente con COVID-19", como podría ser un compañero de vivienda.

Esta etapa del ensayo sobre prevención se realizará en unos 100 puntos y en ella participarán unos 2.000 pacientes repartidos por todo EEUU, detalló.

En paralelo, el fármaco también se está sometiendo a un ensayo clínico internacional para comprobar su efectividad en el tratamiento de pacientes hospitalizados y no hospitalizados con COVID-19.

Regeneron informó de que REGN-COV2 ha avanzado en las pruebas de tratamiento hasta la "fase 2/3", una etapa media-avanzada que "evaluará los resultados virológicos y clínicos" en 1.850 pacientes hospitalizados y 1.050 pacientes no hospitalizados a lo largo de 150 puntos en EE.UU., Brasil, México y Chile.

La firma espera tener datos preliminares sobre el tratamiento a finales de este verano, aunque apunta que todas las pruebas tienen un "diseño adaptativo" y el número de pacientes dependerá del progreso y los descubrimientos de la fase 2.

El cofundador, presidente y jefe científico de la farmacéutica, George D. Yancopoulos, señaló que está llevando a cabo "ensayos adaptativos simultáneos para avanzar lo más rápido posible hacia una potencial solución que prevenga y trate las infecciones de COVID-19, incluso en medio de la pandemia global actual".

"Nos complace colaborar con el NIAID en el estudio de REGN-COV2, en nuestra misión de prevenir más aún la propagación del virus con un cóctel antiviral de anticuerpos que podría estar disponible mucho antes que una vacuna", agregó.

El progreso clínico del fármaco se produce después de que un comité independiente de monitoreo de datos emitiera una "revisión positiva" sobre los resultados de la fase 1 de REGN-COV2 en un grupo inicial de 30 pacientes hospitalizados y no hospitalizados con COVID-19.

Regeneron es una de las varias farmacéuticas que ya han empezado a probar en humanos sus terapias experimentales contra la COVID-19, como Gilead, Eli Lilly o AbbVie.

Tras el anuncio, las acciones de la compañía subían un 2,21 % en el índice Nasdaq de la Bolsa de Nueva York, que atraviesa una buena sesión. Desde el comienzo del año, su valor se ha disparado casi un 70 %.