EFEGuatemala

La fiscal general de Guatemala y jefa del Ministerio Público, María Consuelo Porras, anunció este miércoles que dio la orden de analizar la reunión que mantuvieron el presidente del país, Jimmy Morales, y el candidato a la Presidencia preso en Estados Unidos, Mario Estrada.

"Ya se tomó la decisión de que la Fiscalía de Asuntos Administrativos realice todas las acciones que se estimen pertinentes para este tema", aseguró Porras a los medios de comunicación, y agregó que la instrucción la giró esta misma mañana.

Esta semana el presidente guatemalteco reconoció, después de una publicación en redes sociales de la exprimera dama y candidata a la Presidencia por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, que se había reunido con Estrada a principios de abril en una finca que tiene el empresario en el departamento de Jalapa.

Ahí, según contó este miércoles a los medios de comunicación, comió "gallina de crema con loroco", uno de los platos "exquisitos en Jalapa", respondiendo así a la invitación de Estrada, la cual aceptó, como hizo con otros aspirantes a la primera magistratura del país.

El candidato presidencial guatemalteco será trasladado a Nueva York, donde enfrenta cargos relacionados con narcotráfico, por orden de la jueza federal del sur de Florida Alicia M. Otazo-Reyes.

Durante una audiencia en Miami, a la que acudieron Estrada y Juan Pablo González Mayorga, quien también enfrenta los mismos cargos de conspirar para importar cocaína y para usar fusiles, la jueza ordenó a los US Marshals (Servicio de Alguaciles) el traslado a Nueva York, "lo antes posible".

Según la agencia antidrogas de EE.UU. (DEA), desde diciembre del año pasado investigaba a varios individuos por intentar solicitar dinero de carteles mexicanos de la droga para apoyar la campaña presidencial de Estrada.

Durante algunas de estas negociaciones, que se realizaron en Guatemala y Florida este año, miembros de ese grupo, incluyendo a Estrada, interactuaron con supuestos miembros y asociados del cartel de Sinaloa, una poderosa organización internacional de tráfico de drogas de México, que eran fuentes confidenciales de la DEA.

De resultar culpables, Estrada, de 58 años, y Juan Pablo González Mayorga, de 50 y tercer secretario de la formación política detenido el mismo día, podrían enfrentan una condena de entre diez años hasta cadena perpetua, señaló la Fiscalía del Distrito Sur de Manhattan.

La Fiscalía señala que Estrada ofreció presuntamente nombrar a miembros del cartel mexicano en posiciones de alto nivel en el Gobierno de Guatemala de resultar electo e incluso afirma que el candidato y González pidieron a los informantes de la DEA que contrataran sicarios para asesinar a rivales políticos.