EFENueva York

La Fiscalía acusó al productor de Hollywood Harvey Weinstein de violar las condiciones de su libertad condicional y reclamó al juez que instruye su caso que aumente la fianza del acusado de abusos sexuales del actual millón de dólares a cinco millones.

Weinstein, de 67 años, llegó a primera hora de este viernes a los juzgados de Nueva York con un traje gris claro y tuvo que ser ayudado por dos de sus asistentes para ir del coche a la sala de audiencias mientras cojeaba de forma ostensible hacia la Corte Suprema de Manhattan. Según su abogada, Weinstein tiene problemas de espalda.

El asistente del fiscal, Joan Illuzzi-Orbon, dijo al juez que Weinstein, quien en sus condiciones de libertad condicional lleva una pulsera para rastrear su ubicación, no estuvo localizable en al menos 56 ocasiones diferentes, incluso durante un viaje el 16 de octubre a Manhattan.

Weinstein lleva un dispositivo de localización que consta de dos partes: una pulsera y un dispositivo de señalización.

Según medios locales, la Fiscalía arguyó que Weinstein puede fugarse en un jet privado e irse a otro país en estas circunstancias, por lo que pidió aumentar su fianza a 5 millones de dólares en efectivo.

La abogada defensora de Weinstein, Donna Rotunno, dijo que su cliente nunca violó intencionalmente los términos de la fianza y que no hay suficientes torres o repetidores de telefonía móvil cerca de su casa en Bedford, en el estado de Nueva York, para mantener la conexión del dispositivo, si bien admitió que Weinstein olvidó llevar el dispositivo de señalización en un viaje a Manhattan.

También dijo que Weinstein tiene dos exesposas y una compañía que se declaró en quiebra. "Él no tiene nada cerca de la ganancia financiera que la Fiscalía dice que tiene", dijo a la corte.

El juez del caso, James Burke, ordenó a las partes que regresen a la corte el próximo miércoles, cuando comunicará su decisión ante la petición de la Fiscalía.

Weinstein tiene programado su juicio para el próximo 6 de enero y enfrenta una posible cadena perpetua por cinco cargos de agresión sexual depredadora, acto sexual criminal y violación, acusaciones que involucran a tres mujeres.

El productor fue llevado nuevamente a la corte este viernes para modificar sus condiciones de libertad bajo fianza debido a las nuevas leyes de reforma de la fianza del estado de Nueva York que entrarán en vigencia el 1 próximo de enero.