EFEBuenos Aires

El peronista Miguel Ángel Pichetto, antiguo opositor al Gobierno de Mauricio Macri y su actual candidato a vicepresidente para las elecciones de octubre próximo, cuestionó este martes el futuro que pueda tener el Mercosur en el caso de que gane la fórmula que integra la expresidenta Cristina Fernández.

"¿Cuál es la pregunta que hay que hacerse? ¿será posible un Mercosur potente, integrado en una relación (Jair, presidente de Brasil) Bolsonaro-Cristina Fernández?", se preguntó el también senador durante el Seminario Democracia & Desarrollo organizado por el diario Clarín en Buenos Aires.

El bloque de integración suramericano, que componen Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, se encuentra en un proceso de fortalecimiento y en vistas a concretar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, tras dilatadas negociaciones que se alargan ya dos décadas.

En su último encuentro bilateral con Macri, Bolsonaro, que ha sido muy crítico en varias ocasiones con el Gobierno de Cristina Fernández, volvió a apoyar a su homólogo de cara a su eventual reelección en los comicios del 27 de octubre próximo, a los que la exmandataria, su principal adversaria, se postula en otra lista como vicepresidenta como segunda de Alberto Fernández.

"Estamos en una diagonal de la historia donde las definiciones que se tomen en Argentina en este proceso electoral van a marcar a fuego el futuro del país", sentenció Pichetto.

La semana pasada, Macri anunció que propuso al hasta ese momento líder del más amplio grupo opositor del Senado acudir juntos a los comicios -para presidente y vicepresidente, respectivamente- con el fin de ampliar la base política del oficialismo en favor de lograr acuerdos por el desarrollo del país, que lleva un año en recesión.

Esta noticia impactó fuertemente en medio del armado de estrategias electorales, ya que Pichetto, además de ser opositor, es correligionario peronista de Cristina Fernández y aliado suyo durante los 12 años que duraron los Gobiernos kirchneristas (2003-2015), tras los que se hizo muy crítico de ella.

Entre los puntos que el senador destaca de la política macrista está la "adecuada, inteligente e interesante experiencia de diplomacia presidencial", que según recordó permitió "reconstruir la relación" de Argentina con Estados Unidos, Europa y Brasil.

Además, Pichetto valoró la buena respuesta que tuvieron los mercados económicos a la decisión de Macri de sumarle a la coalición oficialista, ya que a su juicio vieron una "visión de apertura" y un escenario de "mayor previsibilidad" en términos de gobierno y de afianzar "una base de sustentación superior" a lo que era hasta ahora el frente gobernante Cambiemos.

"Las expectativas argentinas mejoraron porque mejoró la posibilidad de que el presidente Macri fuera reelecto, no por el 'efecto Pichetto'", destacó.

La intervención del senador en el foro se conoció poco después de que el opositor Sergio Massa anunciara en el mismo acto su precandidatura a diputado dentro del Frente de Todos, encabezado por Alberto y Cristina Fernández, y que declinaba finalmente postularse a jefe de Estado, que era su primera idea.

Según dijo Massa, tuvo, tiene y tendrá "siempre" el "deseo" de ser presidente, aunque señaló que su "responsabilidad y tiempo", y más allá de su interés personal, hoy deben mirar a construir una "gran mayoría opositora" junto a la propuesta que encabeza Fernández.

El exjefe del Gabinete de Ministros de Fernández entre 2008 y 2009 explicó que acordó con Alberto y Cristina encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires, un trato que incluye ser presidente de la Cámara de Diputados en caso de ganar los comicios presidenciales.

Para Pichetto, esto define un método y un "método de construcción autoritaria" en el proceso de selección de candidatos, al criticar el "componente personalista" de la expresidenta, ya que era "poco probable" que a Massa le abrieran la posibilidad de una competencia interna para una postulación a presidente.

"La centralidad del poder está en la (candidata a) vicepresidenta, lo cual también configura una anomalía, y en la historia del peronismo, cuando el poder real está en un lado y el poder formal está en el otro, lo que hay en el medio es un escenario de conflicto", advirtió el senador.

El próximo sábado vence el plazo para presentar ante la Justicia electoral las listas de candidatos a presidente, vicepresidente y a diputados y senadores de cara a las primarias del 11 de agosto, en las que los ciudadanos elegirán las fórmulas de cada coalición que quedan habilitadas para acudir a los comicios del 27 de octubre.

Sin embargo, las principales listas no contarán en agosto con adversarios dentro de cada coalición, por lo que se tomará esa convocatoria como una gran encuesta pública.