EFENaciones Unidas

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy un bombardeo de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen que este miércoles mató e hirió a decenas de civiles.

En un comunicado, Ban trasladó sus condolencias a las familias de las víctimas y deseó una rápida recuperación a los heridos.

El jefe de la ONU exigió "medidas urgentes para proteger a los civiles y a las infraestructuras civiles" de Yemen y urgió a todas las partes a respetar sus obligaciones bajo la ley internacional.

Además, volvió a pedir que se respete el cese de hostilidades y reiteró que la "única solución viable" del conflicto pasa por un acuerdo político.

Por ello, llamó a celebrar una nueva ronda de conversaciones bajo la mediación de Naciones Unidas.

El ataque tuvo lugar en la ciudad yemení de Al Hodeida, en manos de los rebeldes hutíes, y se cobró la vida de al menos 25 civiles, la mayoría mujeres y niños, según fuentes de las autoridades que controlan la región.

Además, 70 personas resultaron heridas, de ellas dos decenas de gravedad, por lo que no se descarta que aumente la cifra definitiva de víctimas mortales.

Al Hodeida, ubicada en la costa del mar Rojo, a unos 220 kilómetros al oeste de la capital yemení, Saná, tiene una gran importancia ya que alberga el principal puerto del norte del Yemen.

El ataque coincidió con otro bombardeo de la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, en un cuartel de la Seguridad Central de Al Hodeida.

Esta sede castrense está ocupada por los milicianos hutíes y sus aliados, que por el momento se desconoce si sufrieron bajas a causa del bombardeo.

La alianza árabe comenzó una ofensiva militar en el Yemen en marzo de 2015, en respuesta al avance de los rebeldes hacia la ciudad meridional de Aden, que forzó el exilio del presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, en Riad.