EFENaciones Unidas

ONU Mujeres y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzaron hoy una plataforma global para luchar contra la brecha salarial entre hombres y mujeres, a la que se han unido activistas, sindicalistas y distintas personalidades del mundo del cine y el deporte.

La Plataforma Global de Campeones por la Igualdad de Salarios se presentó en un evento en la sede de Naciones Unidas, en colaboración con los Gobiernos de Islandia, Suiza y Sudáfrica, coincidiendo con la apertura de la 61 Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

"En Estados Unidos más de la mitad de las familias están sustentadas por mujeres y deberían recibir un salario justo (...), dijo la actriz Patricia Arquette en declaraciones a los periodistas.

"Somos el país más próspero del mundo y aún así tenemos una gran cantidad de mujeres mayores que viven en la pobreza porque durante toda su vida les han pagado mal", añadió Arquette, quien hizo hincapié en que incluso las mujeres con un alto nivel educativo sufren las consecuencias de la brecha salarial.

Durante su intervención ante la Asamblea General de la ONU, la ganadora de un Óscar por "Boyhood" recordó entre lágrimas "lo duro" que fue para ella ser madre soltera a los 20 años y vivir en un garaje debido a sus circunstancias económicas.

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, aseguró que, pese a que los tiempos han cambiado y las mujeres ya "no se quedan en casa mientras los hombres trabajan", las leyes existentes y los estereotipos sobre las mujeres hacen que su trabajo no sea valorado como es debido.

"En muchos países los hombres reciben un salario más alto en función de los hijos que tengan. En cambio, cuando una mujer anuncia que va a ser madre, eso supone que va a cobrar mucho menos dinero", sentenció Mlambo-Ngcuka.

En la misma línea, la activista y cineasta estadounidense Kamala López denunció que la discriminación laboral contra las mujeres es "sistémica e institucionalizada" y se debe a la falta de un estándar económico que asegure la igualdad de salarios.

"En condados como Los Ángeles, las mujeres hispanas ganan hasta un 56 % menos que los hombres por el mismo número de horas trabajadas (...) No hay ningún lugar en el mundo en el que esta discriminación no exista, ya sea por motivos raciales, culturales, de nivel educativo o ubicación geográfica", afirmó López.

Al evento también acudieron representantes de sectores mal pagados y dominados en la mayor parte del mundo por mujeres, como es el de la industria textil.

La presidenta de la Unión de Trabajadores Textiles de la India, Anannya Bhattacharjee, denunció la falta de acceso a "derechos humanos básicos" que sufren las trabajadores de este sector en Asia, donde se produce el 60 % de la ropa que se vende en Europa y Estados Unidos.

"Estoy aquí para dar voz a millones de mujeres que son explotadas y no tienen acceso a vivienda, agua, sanidad ni educación para sus hijos debido a los extremos niveles de pobreza en los que viven y los bajos sueldos que reciben", sentenció Bhattacharjee.

"Tenemos que responsabilizar a las empresas multinacionales que están haciendo una fortuna a costa de la explotación laboral de las mujeres", añadió.

Por su lado, el ministro de Asuntos Sociales e Igualdad de Islandia, Thorsteinn Víglundsson, reafirmó el compromiso de su país por lograr la igualdad salarial para 2022 a través de la implementación de leyes que obliguen a las empresas a tener un sistema que certifique la igualdad de salarios para sus empleados.

"Islandia sabe que la igualdad de género es la base de nuestro éxito y prosperidad económica", afirmó el ministro.

De acuerdo con datos de ONU Mujeres, la brecha salarial entre hombres y mujeres en el mundo es del 23 % y se calcula que, con las condiciones actuales, se tardará unos 70 años en eliminarla.

A nivel global, por cada dólar que gana un hombre, una mujer recibe sólo 77 centavos, y en algunos países esta diferencia es mayor: en Suecia y Francia las mujeres ganan alrededor de un 31 % menos que los hombres, mientras que en Alemania y Turquía la cifra alcanza el 49 % y el 75 %, respectivamente.

ONU Mujeres tenía previsto que este martes las participantes de la comisión sobre el estatus de la mujer terminaran su jornada laboral antes de lo establecido a modo de protesta, pero la iniciativa ha sido aplazada, ya que la organización permanecerá cerrada debido al temporal de nieve que azota el noreste del país.

La plataforma ha lanzado también una campaña en redes sociales con el hashtag #StopTheRobbery ("ParemosElRobo") para concienciar al público sobre la brecha salarial.

Khrystyna Kinson