EFEBarisha (Siria)

Las milicias kurdosirias que han liderado la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria reivindicaron hoy su contribución a la operación estadounidense durante la que murió el líder de esa organización terrorista, Abu Bakr al Bagdadi, y a la que ofrecieron apoyo para lograr acorralarlo.

Barisha es una aldea situada a apenas seis kilómetros de la frontera turca, en el norte de la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, último bastión opositor en esa nación árabe.

Hoy en sus alrededores grupos de yihadistas, algunos del Organismo de Liberación del Levante, una alianza en la que está la exfilial de Al Qaeda en Siria, controlaban el acceso a la zona cubiertos con máscaras y armamento ligero.

Allí anoche se produjo la operación militar estadounidense contra el líder del EI. Hoy la estampa de la zona donde supuestamente tuvo lugar el ataque era la de un paraje completamente destruido.

Uno de los pocos vecinos de la zona se apresuraba a recoger las pocas cosas que tenía para marcharse de allí. El hombre, de unos 40 años, declaró a Efe que por la noche llegaron varios helicópteros y de ellos bajaron soldados, pero no quiso dar más detalles entre evidentes señales de temor.

Los residentes de la zona sitúan alrededor de las 23.00 hora local (21.00 GMT) el ataque. Entonces, unos helicópteros sobrevolaron el lugar y varios comandos descendieron de los aparatos. Posteriormente, hubo un combate en tierra que duró unas tres horas.

El resultado de la operación ya había sido adelantado por la mañana por el comandante de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), Mazlum Abdi, al indicar que se había logrado "acabar" con el líder del EI tras un largo trabajo de inteligencia de cinco meses.

La Comandancia General de las FSD abundó posteriormente en detalles asegurando que la "operación fue retrasada durante más de un mes por la agresión turca" en el noreste del país e indicó que Al Bagdadi "fue eliminado en una operación conjunta cerca de una base militar turca".

"La operación se llevó a cabo después de que nuestra inteligencia militar documentara en los últimos meses la presencia de líderes de alto rango del EI, incluido Al Bagdadi, en áreas bajo el control militar del estado turco", indicaron las FSD.

Turquía lanzó una ofensiva el 9 de octubre contra las milicias kurdosirias, a las que considera "terroristas", contra el norte de Siria donde ha establecido una "zona de seguridad" en la que aspira reasentar a dos millones de refugiados sirios que acoge en su país, algo que los kurdos consideran una "limpieza étnica":

Pero Ankara, valedora de la oposición siria contraria al Gobierno de Bachar al Asad, también tiene estacionadas tropas en puestos de observación repartidos por Idlib y alrededores por otro acuerdo pactado con Moscú en el que se estableció una franja desmilitarizada, un pacto que no se ha llegado a materializar en la práctica.

Desde la liberación del pueblo de Al Baguz el 23 de marzo de 2019, que culminó con la derrota territorial del EI en Siria, las FSD han dicho que Al Bagdadi se habría movido hacia Idlib.

Redur Xelil, un alto oficial de las FSD, dijo hoy en una rueda de prensa que "Turquía debería explicar lo que Al Bagdadi estaba haciendo en una área controlada por Turquía en Idlib, en un lugar muy cercano a la frontera turca".

Los kurdos afirman que han estado coordinándose durante estos últimos meses con Washington, a quien agradeció su papel, pero el secretario de Defensa de Estados Undios, Mark Esper, subrayó que la información acerca de la ubicación precisa de Al Bagdadi fue aportada por Turquía 48 horas antes de la misión.

Durante ella, los comandos estadounidenses atravesaron espacio aéreo ruso, por lo que Moscú fue avisado, y también le dio las gracias junto a Damasco.

Idlib es el último feudo insurrecto en Siria en el que se han concentrado una miríada de grupos extremistas y que han dado una vía a Al Bagdadi para refugiarse, entre los que destaca la facción Hurras al Din (Guardianes de la Religión), la imagen de la red extremista Al Qaeda en Siria.

Es el Organismo de Liberación del Levante, una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, la que controla prácticamente todo Idlib, considerada "terrorista" por Damasco y Moscú, que desarrollan desde el 30 de abril una ofensiva contra ellos. EFE

ijm-yn/jlp/acm

(foto) (vídeo)