EFECaracas

La oposición de Venezuela celebró este sábado la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab, señalado de ser testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien se encontraba detenido en Cabo Verde desde hace más de un año por un caso de lavado de dinero.

"No hay intocables. Tarde o temprano todos los que han saqueado a Venezuela y cometido delitos de lesa humanidad van a caer. La justicia siempre llega. Luego de un proceso largo y complejo es extraditado a EEUU Alex Saab, el mafioso mayor de Maduro, (su esposa) Cilia Flores y su entorno", dijo el opositor Carlos Vecchio en su cuenta de Twitter.

En la misma línea, se pronunció el exdiputado Julio Borges, quien indicó que "la extradición de Álex Saab a EEUU es un paso fundamental que conduce a la justicia y a la verdad ante lo que ha sido el saqueo, la corrupción y la red de crimen organizado que hoy sostiene y alimenta al régimen de Maduro".

Borges aseguró que Saab, a quien el Gobierno venezolano designó como diplomático tras su detención, se enriqueció con el "hambre de los venezolanos".

"La extradición de Saab también es un llamado a quienes sostienen y son cómplices de Maduro. No importa cuánto tarde, pero la justicia llega. Puede ser hoy o mañana, pero siempre llega", apuntó al insistir en que el colombiano es "testaferro" de Maduro y su esposa, y que conoce todos sus negocios y secretos.

"Controló sectores claves de la economía como el oro, petróleo, construcción, combustible, entre otros, y además fue quien articuló con países como Rusia e Irán mecanismos para blanquear inmensas cantidades de dinero, y evadir sanciones internacionales", sostuvo Borges.

Asimismo, la opositora Delsa Solórzano celebró la extradición señalando que la "justicia siempre llega".

El empresario colombiano fue detenido en Cabo Verde el 12 de junio de 2020 y era reclamado por Estados Unidos por supuesto blanqueo de dinero.

Según revelaron fuentes del Gobierno caboverdiano a Efe, el Tribunal Constitucional de ese país, que consideró constitucional la extradición del colombiano el pasado 7 de septiembre, hizo llegar el pasado jueves a la Fiscalía General la orden judicial definitiva para que la extradición se hiciera efectiva.

Tras la detención de Saab en junio del año pasado, Venezuela aseguró que el empresario es un ciudadano venezolano y un "agente" del Gobierno que se hallaba "en tránsito" en Cabo Verde, por lo que sus abogados han sostenido que "tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela".

El nombre del empresario, de 49 años, apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz lo acusó en 2017 de ser uno de los testaferros de Maduro.

El Gobierno de Maduro ha rechazado la extradición de Saab y ha dicho que se trata de un "secuestro".