EFEPuerto Príncipe

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, manifestó este sábado su apoyo a Haití en el inicio de una gira por cuatro países del Caribe que mantienen lazos diplomáticos con la isla asiática.

Ing-wen fue recibida por el presidente de Haití, Jovenel Moise, a quien le prometió el apoyo taiwanés en forma de inversiones, aunque no concretó ningún plan.

"Estoy aquí para manifestar nuestro solidaridad y mantener la amistad entre Haití y Taiwán. Estamos contentos de esa relación entre ambos países", dijo Ing-wen junto a Moise en un discurso durante su visita al museo del Panteón Nacional.

La mandataria aseguró que "Taiwán quiere apoyar en el desarrollo de Haití" y va a continuar trabajando para "concretar más proyectos en el futuro" para contribuir al desarrollo de este país, el más pobre de América.

"Taiwán quiere hacer más inversiones para apoyar a Haití y queremos un Haití próspero", agregó la jefa de Estado.

La visita de Ing-wen a los países del Caribe tiene lugar un año después de que la República Dominicana y El Salvador rompiesen relaciones con Taipei y reconocieran a China, en un histórico giro diplomático que también dio en 2017 Panamá.

Tan solo 17 países reconocen a Taiwán en la actualidad, entre ellos Haití, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía, las cuatro naciones antillanas que tiene previsto visitar Ing-wen en esta gira.

Ing-wen llegó a Haití procedente de Estados Unidos, país en el que, a pesar de no mantener relaciones diplomáticas con la isla asiática, fue recibida por legisladores y empresarios.

En su visita a Puerto Príncipe, el presidente Moise le comunicó que trabajará para formar pronto un Gobierno y cerrar la crisis política que está enfrentando el país, la más grave de su presidencia.

"En un momento en que mi país enfrenta dificultades de todo tipo, especialmente en el área del desarrollo, Taiwán sigue siendo un modelo por excelencia de resultados sostenibles para una economía como la nuestra en busca de crecimiento y creación masiva de empleos", dijo Moise.

El presidente haitiano invitó a su homóloga a fortalecer las relaciones económicas para combatir "los enemigos del crecimiento" de Haití, que "son la exclusión, la precariedad y la inestabilidad que engendran".

"Todas las apuestas están dispuestas a favorecer esta nueva dinámica en nuestras relaciones bilaterales. De hecho, aunque estén separados por dos océanos, Haití y Taiwán deben fortalecer sus relaciones diplomáticas, especialmente en asuntos económicos", subrayó.

Esta noche la presidenta taiwanesa tiene previsto viajar a San Cristóbal y Nieves y continuará su gira por el Caribe en San Vicente y las Granadinas y, posteriormente, Santa Lucía, última escala de su gira antes de regresar a Taiwán el viernes.