EFELa Paz

La Unión Europea (UE) y la cooperación española donaron a Bolivia un total de 20,5 millones de euros para apoyar el programa estatal de agua y alcantarillado del país, mediante un convenio firmado hoy con el Gobierno boliviano.

El documento fue suscrito por el jefe de la delegación de la UE en Bolivia, el español León de la Torre; el embajador de España en La Paz, Enrique Ojeda, y el ministro boliviano de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño.

La cooperación europea para el programa boliviano se efectúa mediante el instrumento LAIF (Latin American Investment Facility - Facilidad de Inversión en América Latina), que permite "combinar donaciones con créditos", explicó De la Torre.

En este caso, el bloque europeo dona 15,5 millones de euros y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) da otros cinco millones, que se sumarán a un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de unos 60 millones.

A esos recursos se suma la contraparte local boliviana, con lo que "se alcanza un total de 125 millones de euros" para el Programa de Agua y Alcantarillado en Áreas Urbanas y Periurbanas.

"El objetivo de este proyecto que estamos presentando es dar cumplimiento a las metas que se ha puesto Bolivia a sí misma en la Agenda Patriótica 2025 para garantizar el suministro, saneamiento, drenaje y agua de población urbana y periurbana", dijo De la Torre.

El programa beneficiará a unas 200.000 personas de ciudades "vulnerables a las necesidades de agua" o al cambio climático y su ejecución está prevista hasta el año 2022.

El proyecto incluye componentes de inversión en infraestructura, planes sostenibles de agua, saneamiento y drenaje urbano, así como el apoyo al desarrollo institucional, capacitación e intercambio de experiencias, y la gestión integrada de los recursos hídricos.

De la Torre resaltó que Bolivia es uno de los países "prioritarios" para la cooperación europea en Suramérica y que prueba de ello será la próxima visita que realizará en mayo el Comisario de Cooperación, Neven Mimica.

A su turno, Ojeda destacó que con este programa, España ratifica su compromiso "con el sector del agua y el saneamiento, y el apoyo al Gobierno de Bolivia" en el logro de las metas trazadas para ampliar la cobertura del agua potable y alcantarillado.

El embajador mencionó que este año la AECID cumple 30 años en los que "el agua ha sido un elemento distintivo de la cooperación" española, que desde 2011 ha aportado más de 100 millones de euros a través del Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento.

Bolivia ha sido hasta ahora el segundo país receptor de estos fondos en Latinoamérica, lo que contribuyó a que casi medio millón de sus habitantes accedan al agua potable y saneamiento, agregó.

El ministro Ortuño explicó que los recursos del BID y la contraparte local ya se invierten en proyectos y obras, y que los fondos donados por la UE y España se destinarán en concreto a los componentes de apoyo y desarrollo de capacidades para mejorar la gestión de los sistemas de agua potable y saneamiento.