EFEMadrid

Aún quedan muchos casos por investigar en los papeles de Panamá, aseguraron hoy a EFE los periodistas alemanes que recibieron la filtración masiva de documentos del despacho Mossack Fonseca, especializado en la gestión de sociedades opacas en paraísos fiscales y que ha salpicado a políticos y famosos.

"Estoy seguro de que habrá más casos", de hecho "seguimos sin saber si hemos encontrado ya los mejores casos", explicó Bastian Obermayer, periodista del diario alemán Süddeutsche Zeitung que recibió, hace algo más de un año, la mayor filtración de la historia del periodismo.

Bastian Obermayer y Frederik Obermaier lanzan hoy en España y Latinoamérica el libro "Los Papeles de Panamá" (Península, 2016) en el que narran cómo llevaron a cabo, junto con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en sus siglas en inglés), la investigación periodística más ambiciosa sobre sociedades opacas en paraísos fiscales.

En una entrevista a EFE, Obermaier dijo que "las investigaciones por nuestra parte van a durar al menos lo que queda de año, pero estoy convencido de que seguiremos encontrando piezas de puzzle interesantes que nos permitan avanzar en otras investigaciones".

Los periodistas informaron a EFE que desde la publicación de la investigación a escala mundial el pasado 3 de abril, han conseguido "muchos más socios" provenientes de Mongolia, Malta, o medios de comunicación como The Washington Post o The New York Times.

Explicaron que, al principio de la investigación, no tuvieron demasiadas esperanzas en que la publicación de los papeles de Panamá produjera "cambios en el mundo de los paraísos fiscales" pero siguieron adelante porque querían "encontrar las grandes historias y demostrar qué había detrás" de las sociedades opacas.

Obermayer reconoció que no pensaban que la publicación llegaría tan lejos. "Es mucho más de lo que yo hubiese esperado y estamos viendo que las leyes están cambiando y que la Unión Europea va a poner en marcha una comisión de investigación", admitió.

"Es increíble ver que existe ahora una discusión a nivel internacional respecto a lo que significa para nuestras sociedades que existan paraísos fiscales que ayudaron no solamente a los evasores de impuestos, sino también a criminales a ocultar sus malas conductas", se alegró Obermaier.

En el libro "Los Papeles de Panamá", los periodistas alemanes detallan cómo les llegó la filtración, cómo repartieron el trabajo con otros 400 periodistas del ICIJ, así como los entresijos y obstáculos a los que se enfrentaron a lo largo de un año de investigación.

Obermayer reveló a EFE que la investigación del entorno del presidente ruso, Vladímir Putin, fue "un caso muy difícil" para lo que necesitaron un equipo internacional de 10 periodistas que se reunieron varias veces fuera de Rusia para evitar poner en peligro a los compañeros rusos que investigaban el caso.

Además del entorno de Putin, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, el jugador de fútbol Lionel Messi o el cineasta español Pedro Almódovar son algunos de los relacionados con las sociedades opacas gestionadas por Mossack Fonseca.

Ambos periodistas también relataron a EFE que tuvieron que tomar "altas medidas de seguridad" y reconocieron que muchos de sus compañeros del Süddeutsche Zeitung "debieron pensar que eramos unos paranoicos".

Pese a esas medidas, el "experto espía" Edward Snowden consiguió, según los alemanes, acceder a la página web (no indexada en ese momento en Google) y darle difusión en Twitter 12 minutos antes de se publicaran los papeles de Panamá.

"Es fácil que alguien del entorno cercano a Wikileaks llegue a esta investigación", reconocieron los periodistas sobre las habilidades de Snowden.

La filtración, que ocupa 2,6 terabytes y abarca más de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, afecta ya a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el planeta y supera con creces los 1,7 millones de archivos que Snowden filtró en 2013.

Por Elisa Castillo