EFENueva York

Miles de personas se manifestaron este sábado en Nueva York, con el epicentro en Washington Square y tras el toque de queda en Brooklyn, para expresar de nuevo su rechazo de forma pacífica y por décimo día consecutivo a la muerte con tintes racistas del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota).

Tras las marchas pacíficas contra el racismo de la mañana, unas 20.000 personas cruzaron el puente de Brooklyn desde Army plaza, según estimaciones de medios locales, para participar en diferentes convocatorias en Manhattan hasta el toque de queda, que empezaba a las 8 de la tarde hora local (24:00 GMT).

Unas 5.000 personas llenaron Washington Square, en el barrio de Greenwich Village, para escuchar los discursos de activistas en contra de la brutalidad policial. Al caer la noche, la policía valló la plaza e instó a los manifestantes a irse al inicio del toque de queda. Hubo algunas detenciones.

“La policía siempre ha reprimido y reprimido a la clase pobre y trabajadora. Lo único que puede hacer la gente es salir a la calle ”, dijo el activista de Harlem Juan Peralta, quien se unió a la marcha desde la calle 110 hasta Washington Square.

Cuando anochecía miles de personas marcharon hacia Brooklyn, pasando por el Barclays Center, Army plaza y hacia el sur en Flatbush Avenue con Prospect Park desafiando así le toque de queda. La falta de luz llevó a cientos de manifestantes a alumbrarse con la linterna de sus celulares. "A la mierda el toque de queda", coreaban muchos.

En estas marchas, algunos líderes hablaron con concejales y responsables policiales para que tolerasen la protesta hasta las once de la noche sin detenciones, comprometiendo un control de seguridad y una marcha pacífica.

No hubo informes de enfrentamientos importantes o arrestos masivos a partir de las diez de la noche, lo que supone un cambio con respecto a días anteriores, cuando la policía a veces se mostró agresiva para cerrar las protestas pacíficas una hora después del toque de queda.

LOS DETENIDOS DE ESTOS DÍAS PODRÍA ALCANZAR LOS 2.000

En un sábado mayormente soleado, los manifestantes pacíficos abarrotaron puentes, bloquearon calles y gritaron consignas toda la tarde, mientras los automovilistas tocaban la bocina en señal de apoyo y la policía observaba. Al menos dos docenas de eventos recorrieron la ciudad, desde el Bronx y Queens hasta Manhattan y Staten Island.

Cada noche la policía ha tendido a permitir que las protestas continuasen más allá del toque de queda mientras fuesen pacíficas, pero solo hasta cierto punto: finalmente, la mayoría de las veces, hubo enfrentamientos esporádicos entre la policía y los manifestantes al anochecer, que terminaban en cientos de arrestos. Más de 2.000 personas han sido detenidas en el transcurso de las protestas en la ciudad, según cálculos del New York Times.

DOS DETENIDOS CON GASOLINA Y CUCHILLOS

En un momento de distanciamiento entre los neoyorquinos y su policía, el comisionado de la policía de Nueva York, Dermont F. Shea, informó del arresto de dos hombres en Brooklyn, gracias a la colaboración ciudadana, que habían asistido a un mitin y llevaban gasolina, cuchillos y un machete en su automóvil.

Shea explicó que, el jueves, un aviso de un manifestante los llevó a un coche negro marca Chrysler con matrícula de Ohio.

Cuando la policía detuvo el auto recuperó un tanque de gasolina, cuchillos, un machete y radios bidireccionales, dijo Shea en Twitter. Los hombres enfrentan cargos por posesión de armas. "Todo gracias a que la comunidad y los policías trabajan juntos", según el comisionado.

La policía informó también este sábado del arresto de un hombre en relación con un acto de vandalismo en la catedral de San Patricio, al tiempo de explicar que alguien garabateó el nombre de George Floyd y "BLM" (Black Lives Matter, Las Vidas Negras Importan) en las paredes exteriores de la catedral el 30 de mayo justo cuando las protestas estaban en marcha.