EFEAsunción

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, abogó por el fortalecimiento comercial y la eliminación de las barreras no arancelarias en el Mercosur, en la apertura de la Cumbre de Jefes de Estado del bloque, que por primera vez se celebra por videoconferencia debido a la pandemia de COVID-19.

"Abogamos por el fortalecimiento de la política comercial común, la eliminación de las barreras arancelarias y, sobre todo, por la profundización de los temas para la consolidación de la unión aduanera en línea con los compromisos en materia de relacionamiento externo", afirmó Abdo Benítez.

El aislamiento por la pandemia ha confirmado que Paraguay, que en esta cita entrega a Uruguay la presidencia semestral del bloque, formado además por Argentina y Brasil, tiene a los países miembros del Mercosur como su principal socio comercial.

"Las dificultades presentadas por la pandemia hicieron que el comercio exterior (de Paraguay) se contraiga en un 21 % y a pesar de ello el Mercosur fue destino del 80 % de las exportaciones", afirmó el jefe de Estado.

Añadió que en plena cuarentena el 18 de marzo pasado se celebró una cumbre telemática en la que fueron adoptadas medidas excepcionales para asegurar el abastecimiento de medicinas, alimentos y la libre circulación entre los países miembros.

El mandatario afirmó que durante la presidencia pro témpore de su país el bloque suramericano ha avanzado en el aspecto político del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), que espera se firme durante el siguiente semestre.

También destacó el avance del Mercosur para suscribir los acuerdos con la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), cuya firma final se espera para los últimos meses del año, bajo la presidencia pro témpore de Uruguay.

Paraguay "actúa de manera consistente y proactiva con la finalidad de seguir promoviendo la solidaridad la cooperación y el entendimiento", resaltó Abdo Banitez, al enfatizar que es esa visión "es mas y mejor integración".