EFEMontevideo

Miles de personas se concentraron este jueves en Montevideo, convocados por el PIT-CNT, la central sindical uruguaya, para protestar contra los ajustes que vive el país en tiempos del COVID-19 y mientras se debate en el Senado la Ley de Urgente Consideración (LUC), proyecto estrella del Gobierno.

La movilización tuvo lugar entre las 10.00 y las 11.00 horas local (13.00-14.00 GMT) en los aledaños del Palacio Legislativo -donde se celebra desde este miércoles el debate sobre la LUC- dentro del paro parcial (4 horas) convocado por el PIT-CNT, primero desde que asumió el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, el pasado 1 de marzo.

Un minuto de silencio por los fallecidos en homicidios perpetrados en los últimos días (tres militares, varias víctimas de violencia machista y un árbitro de fútbol) marcó el inicio de una concentración en la que los organizadores tomaron todas las precauciones sanitarias para evitar el contagio del coronavirus.

Además de solicitar a los presentes que acudieran con mascarilla y alcohol en gel, los dirigentes del PIT-CNT repartieron tapabocas a quienes no lo portaban y, durante la madrugada, marcaron en el suelo puntos para establecer una distancia de seguridad de entre un metro y medio y dos metros entre personas.

En su discurso, el secretario general, Marcelo Abdala, resaltó que, en medio de la crisis sanitaria mundial y que en Uruguay se declaró el 13 de marzo, cuando se conocieron los cuatro primeros contagios, "la verdadera emergencia es la gente".

El líder sindical aseguró que "la crisis sanitaria, económica y social de nuevo tipo requiere respuestas inmediatas de nuevo tipo", después de que, dijo, más de 200.000 personas fueran enviadas a seguro de paro en medio de la pandemia y que unos 400.000 trabajadores informales hayan mermado sus ingresos.

Por su parte, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, declaró a la prensa que "la gente se moviliza por cambiar" y que "el Gobierno tiene que entender y sensibilizarse ante los planteos populares".

El líder sindical resaltó las duras condiciones para los trabajadores durante la pandemia, en la que decenas de miles de ellos perdieron su empleo, lo que, además de "alarmante", consideró "es un golpe duro a la integración social".

"Hay que tener políticas públicas, estatales, que puedan compensar esta circunstancia que le está tocando vivir a decenas de miles de uruguayos. Y ahí está la verdadera asistencia a la gente", comentó.

La LUC, que está en pleno debate para su votación en el Senado antes de pasar a la Cámara de Diputados, es un paquete legislativo de 476 artículos, entre los que se incluyen, entre otras, medidas de salud, educación, vivienda y seguridad.

La Ley, eje de la campaña electoral del presidente Luis Lacalle Pou, fue muy criticada entre los asistentes a la movilización, en la que pudieron verse carteles con pintadas como "Sr. Presidente: lo urgente es la industria nacional" o "Sr. Presidente: lo urgente es el trabajo".