EFEBrasilia/Caracas

Los partidarios de Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela y autoproclamado presidente encargado, dejaron este miércoles la embajada de Venezuela tras ocuparla esta mañana para intentar tomar su control.

Los simpatizantes de Guaidó aceptaron retirarse de la embajada en Brasilia doce horas después de entrar en el edificio y tras negociaciones que incluyeron la participación de diplomáticos brasileños.

"Salen expulsados por la puerta de los fondos, el único lugar que merecen Juan Guaidó y los otros fascistas sabuesos de América Latina", declaró el diputado del Partido de los Trabajadores (PT) Paulo Pimenta en sus redes sociales, donde publicó un video en el que se muestra la salida de un grupo de hombres vestidos con camisas blancas saliendo de la embajada venezolana.

Asimismo, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, anunció en Twitter que "el grupo de personas que de manera violenta ingresó a nuestra embajada en Brasilia, ha abandonado nuestro territorio e instalaciones, de manera pacífica, por gestiones de las autoridades. Agradecemos a los movimientos sociales brasileños por su apoyo valeroso", sin añadir más detalles.

Por su parte, la representante de Guaidó en Brasil, María Teresa Belandria, señaló en una nota que algunos funcionarios comunicaron a primera hora de hoy que "reconocen al presidente Juan Guaidó" y habrían entregado "voluntariamente la sede diplomática a la representación legítimamente acreditada en Brasil".

Pese a esto, el encargado de negocios Freddy Meregotti señaló que el territorio venezolano en Brasilia "fue invadido" y "se mantiene bajo asedio".

La salida de los partidarios de Guaidó se produjo doce horas después de que un grupo irrumpió en la embajada de Venezuela, un hecho que se dio en medio de una serie de informaciones desencontradas.

La representante de Guaidó en Brasil, María Teresa Belandria, señaló en una nota que algunos funcionarios comunicaron a primera hora de este miércoles que "reconocen al presidente Juan Guaidó" y habrían entregado "voluntariamente la sede diplomática a la representación legítimamente acreditada en Brasil".

Mientras, el encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Brasil, Freddy Meregotti, quien depende del Gobierno de Nicolás Maduro, negó la versión de Belandria y precisó que el territorio venezolano en Brasilia "fue invadido" por "ciudadanos irresponsables".

"Está en asedio una sede diplomática en Brasil", denunció esta mañana Meregotti en declaraciones a la prensa.

En las afueras de la embajada, partidarios y detractores de Maduro y Guaidó llegaron a enfrentarse, según constató Efe, lo que obligó a la Policía Militar a intervenir.

El incidente se produjo el mismo día en el que los líderes de Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica se reúnen en la XVI Cumbre de los BRICS en Brasilia.

Brasil es el único miembro de los BRICS que reconoce como presidente "legítimo e interino" de Venezuela al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, mientras que los otros cuatro países mantienen sus relaciones con el Gobierno de Nicolás Maduro.