EFETegucigalpa

La familia y la defensa de la ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016, solicitaron este martes que se declare culpable a Roberto David Castillo, un ejecutivo de una hidroeléctrica acusado de ser uno de los autores intelectual del crimen que conmocionó al mundo.

"Nosotros esperamos que el fallo (contra Castillo) sea de culpabilidad, no hay otra opción en el proceso", dijo a Efe uno de los abogados de la familia de Berta Cáceres, Víctor Fernández.

La vista judicial contra Castillo, expresidente ejecutivo de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), arrancó el 7 de abril en el Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, en el que la parte acusadora ha presentado 64 medios de prueba de la supuesta participación del acusado en el asesinato de Cáceres.

"Hay una participación histórica (de Castillo) en el conflicto, la violencia que ejecutó contra Berta Cáceres y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), eso está suficientemente acreditado en el juicio", explicó Fernández.

Afirmó que hay "elementos de participación directa" de Castillo, un militar hondureño, en los "momentos claves de la ejecución del crimen" de la ambientalista.

Fernández, quien participó hoy en una rueda de prensa, acompañado por familiares de la ambientalista lenca, afirmó que es "muy difícil" que el Tribunal de Sentencia "descarte este acumulado de pruebas en cantidad y en calidad en vinculación temporalmente inmediata del imputado en el crimen".

JUSTICIA PARA VÍCTIMAS

Berta Cáceres fue asesinada a tiros en la ciudad de La Esperanza, en el occidente del país, supuestamente por oponerse a la construcción de la hidroeléctrica Agua Zarca, desarrollada por DESA, en la comunidad del Río Blanco.

El delito de asesinato es castigado en Honduras con una pena de entre 25 a 30 años de cárcel, según el Código Penal.

Bertha Zúñiga, una de las hijas de la activista asesinada, indicó que el juicio contra Castillo es "una etapa muy importante" para alcanzar "la justicia que hemos estado demandando" hace más de cinco años.

Sin embargo, Zúñiga dijo que "no se puede cerrar la puerta a la investigación de la autoría intelectual que sigue impune y es parte de esa estructura que quiere garantizar la impunidad de ellos a través de exculpar a David Castillo".

"La prueba que existe es contundente e irrefutable", subrayó Zúñiga, quien espera que Castillo sea declarado "culpable", lo que permitiría "cerrar una etapa muy importante y abrir una hacia la autoría intelectual".

ESTRUCTURA DE IMPUNIDAD

La Misión de Observación Calificada, que da seguimiento al juicio por el asesinato de la ganadora del premio ambiental Goldman en 2015, espera que el fallo del tribunal hondureño sea "acorde a derecho, a la contundencia de las pruebas (...), pero sobre todo que atienda el principio de independencia judicial e imparcialidad".

La abogada Carmen López, de la Misión Calificada, alabó la labor del Tribunal de Sentencia en el juicio contras Castillo y dijo a Efe que el caso de Berta Cáceres es de "alto impacto".

"Existen muchas presiones, no solo de sectores económicos con mucha influencia a nivel político, sino también de toda la sociedad, hay muchas expectativas puestas en el proceso y su rol como jueces", señaló.

Destacó que un fallo condenatorio contra el presunto autor del asesinato de la líder indígena es una oportunidad para que se haga justicia para las víctimas y evitar más crímenes de ese tipo.

Un fallo condenatorio "puede abrir una puerta frente a esta estructura de impunidad tan instalada en el Estado respecto a este tipo de casos de violencia y violación de derechos humanos de defensores de la tierra y territorio", acotó López.