EFESan Juan

Héctor Ferrer, expresidente del opositor Partido Popular Democrático (PPD) de Puerto Rico, y uno de los principales líderes políticos de la isla fallecido este lunes, recibió hoy su último adiós de la plana mayor del Gobierno local y fue recordado como un luchador, aguerrido legislador y excelente funcionario.

Acompañado por sus familiares, incluyendo su viuda, sus tres hijos, y sus padres, el ataúd donde yacían los restos de Ferrer fue recibido por el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, quien les acompaño hasta las escalinatas del lado norte del Capitolio de San Juan.

Hasta allí también llegó el secretario de Estado, Luis Rivera Marín; el presidente de la Cámara baja, Carlos Méndez; el presidente del Senado, Thomas Rivera; la representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, y la presidenta del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Maite Oronoz.

Tras el saludo de Rosselló con la familia, el féretro fue cargado y llevado por seis oficiales de la Guardia Nacional de Puerto Rico hasta la rotonda de la Casa de las Leyes, donde decenas de personas, incluyendo, pasados y activos legisladores, al igual que alcaldes, se despidieron de Ferrer, fallecido el lunes a sus 48 años.

"Esto es bien fuerte. Hoy tengo un rol como gobernador, pero las emociones del ser humano intervienen", arrancó diciendo Rosselló en su mensaje, uno de varios que ofrecieron también Méndez, Rivera Schatz, González, entre otros funcionarios a los presentes.

"El pueblo de Puerto Rico pierde un servidor público de excelencia, pero permítame hoy hablarles desde el corazón, hablarles del Héctor que conocí y que de una manera que pueda parecer 'contraintuitiva' ayudó a forjar la persona que soy y a moldear el líder que también soy", agregó Rosselló.

El jefe del Ejecutivo puertorriqueño aprovechó la ocasión para convertir en ley que el Centro Comprensivo de Cáncer de Puerto Rico lleve su nombre, en honor a quien fue su principal opositor político.

Asimismo, los exgobernadores Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá, y los expresidentes camerales fueron Carlos Vizcarrondo, Kenneth McClintock, Antonio Fas Alzamora, Jaime Perelló y José Ronaldo Jarabo también acudieron al acto de recuerdo.

Tras este acto, decenas de simpatizantes y dirigentes del PPD le rindieron un homenaje frente a la sede del partido, en el que resaltaron su valía y tesón como su principal líder hasta su muerte el pasado lunes.

La vicepresidenta del PPD, Brenda López de Arrarás, así como el secretario general del colectivo, Charlie Delgado Altieri, y el hermano de Ferrer, Eduardo Ferrer, fueron los representantes del órgano autonomista que resaltaron varias características de su entonces presidente, fallecido a sus 48 años de cáncer.

"Te queremos dar las gracias por poner en alto los postulados de justicia social que representan nuestro Partido Popular Democrático. Gracias por tus luchas y por tus trabajos defendiendo las causas que representa este partido", expresó López de Arrarás a su llegada a la sede del PPD.

Ferrer dijo que su hermano les había "enseñado mucho en estos días. Quiero que estén tranquilos. Mi familia puede estar tranquila. ¿Qué más por toda la gente que se ha tirado a la calle a agradecerte. Este cariño es el que nos conviene", indicó.

"Toda persona que padezca de la enfermedad, que vean al Héctor que hoy nos abraza y nos da un cariño. Héctor vive. Yo espero que el legado de mi hermano cale hondo a todas las personas que le sirven al pueblo de Puerto Rico y que tomen como ejemplo tu entereza y las que puedan emular", concluyó.