EFEWashington

A Estados Unidos le queda todavía un "largo camino" para volver a incorporarse al acuerdo nuclear con Irán, porque Teherán tiene que volver antes a cumplir lo estipulado en el pacto, dijo este martes Avril Haines, candidata del presidente electo Joe Biden a dirigir la comunidad de inteligencia estadounidense.

"El presidente electo ha indicado que si Irán vuelve a cumplir (con lo establecido en el acuerdo), él ordenará que nosotros también lo hagamos. Y creo que, francamente, queda un largo camino para eso", afirmó Haines, nominada como directora Nacional de Inteligencia de EE.UU. (DNI, en inglés).

Haines confirmaba así que los pasos que ha dado Irán para incumplir gradualmente sus compromisos bajo el pacto nuclear, del que EE.UU. se retiró en 2018, complican los planes de Biden de reintegrar a su país a ese acuerdo multilateral.

Este mes, Irán empezó a producir uranio enriquecido a una pureza del 20 %, muy por encima del límite del 3,67 % permitido por el pacto, lo que llevó a la Unión Europea (UE) a advertir que Teherán podía estar "socavando" el proceso diplomático para que EE.UU. vuelva al pacto.

"No creo que deba permitirse nunca que Irán obtenga una arma nuclear", subrayó Haines, que habló durante su audiencia de confirmación en el comité de Inteligencia del Senado estadounidense.

Haines aseguró que, cuando el Gobierno de Biden evalúe cuándo y cómo incorporarse de nuevo al pacto nuclear, tendrá también en cuenta el programa de "misiles balísticos", y sus "actividades desestabilizadoras en la región".

La nominada como directora de inteligencia también se refirió durante la audiencia a China, y se mostró a favor de que Washington mantenga una "postura agresiva" hacia Pekín en este ámbito.

"Tenemos que proporcionar la inteligencia necesaria para apoyar esfuerzos bipartidistas a largo plazo para ganar la competición a China", afirmó Haines, que deberá ser confirmada por el Senado antes de incorporarse al Gabinete de Biden.

Estados Unidos necesita "esfuerzos más inmediatos para contrarrestar las medidas injustas, ilegales, agresivas y coercitivas de Pekín, así como sus violaciones de derechos humanos", agregó.

Haines, que fue subdirectora de la CIA entre 2013 y 2015, se mostró además "preocupada por los posibles esfuerzos de adversarios extranjeros de exacerbar las divisiones que existen en Estados Unidos", evidenciadas por el asalto al Capitolio de seguidores radicales del presidente saliente Donald Trump.

La exfuncionaria opinó que, después de la politización de muchos cargos bajo el mandato de Trump, una de las principales prioridades de la comunidad de inteligencia será "reconstruir la confianza necesaria para proteger al pueblo estadounidense".

También se refirió al reciente ciberataque masivo que penetró en los sistemas del Gobierno federal y grandes compañías del país mediante un programa de la empresa tecnológica estadounidense SolarWinds, y que Washington atribuye a Rusia.

"Fue bastante alarmante que (el Gobierno de EE.UU.) se enterara de ese ataque a través de una compañía privada, en lugar de poder detectarlo por sí mismo", recalcó Haines, de 51 años.

El buen recibimiento a las palabras de Haines por parte de los senadores apunta a que no tendrá problemas para ser confirmada como la primera mujer que ocupa el cargo de DNI, desde el que coordinará las 17 agencias de la comunidad de inteligencia estadounidense, además de asesorar a Biden.