EFESantiago de Chile

Los representantes de unas 70 oenegés de todo el mundo se reunieron este viernes en Santiago para debatir sobre sus desafíos y cómo responder al panorama actual, marcado por una reducción del margen de acción para la sociedad civil.

"Hay una reducción del espacio para las ONG y para la sociedad civil en general", declaró a Efe Miguel Santibáñez, secretario ejecutivo de la Asociación Chilena de Organismos no Gubernamentales (ACCIÓN) y presidente del Foro Internacional de Plataformas de ONG (FORUS), entidad que organizó el encuentro.

En su opinión, las trabas a las ONG se traducen en dificultades para el acceso a la financiación, marcos regulatorios y la "criminalización" de la protesta y las organizaciones.

"En algunos casos hay directamente asesinatos de defensores de los derechos humanos. En Colombia, en el proceso de paz, hay más de 400 personas asesinadas, incluidos periodistas. Hay situaciones parecidas en otros países de América Latina, África y Asia", apuntó.

El líder de FORUS explicó que cada región y cada país tiene sus particularidades en cuanto a los temas que centran el trabajo de las ONG, aunque durante los últimos años ha ganado relevancia una "sociedad civil global" que se preocupa por temas de interés general, como los derechos humanos, el medio ambiente y la salud.

FORUS agrupa a organizaciones no gubernamentales y asociaciones nacionales de ONG provenientes de unos 70 países y representa a más de 22.000 entes de todo el mundo.

Santibáñez destacó que algunos de los temas de las agendas más progresistas, como la gratuidad en la educación o la diversidad sexual, han sido instalados por organizaciones de la sociedad civil.

"El ambiente habilitante no lo va a entregar la autoridad, tenemos que construirlo nosotros mismos", afirmó.