EFELa Paz

La aimara Martha Yujra es uno de los rostros más representativos del gabinete de ministros de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, que este jueves tomó juramento a un segundo grupo de colaboradores.

La mandataria confió la cartera de Culturas y Turismo a Yujra, quien juró el cargo junto a otros cuatro ministros.

Esta mujer aimara, que viste el típico traje de la chola boliviana con sombrero bombín, manta bordada, pollera y el cabello recogido en dos trenzas, es una dirigente sindical de El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia.

"Soy una mujer alteña, luchadora de octubre de 2003. Luché junto a mi pueblo para recuperar el gas y 16 años después para recuperar la democracia", aseguró Yujra al destacar dos de los episodios más importantes de las luchas sociales del país en el último tiempo.

En 2003 una convulsión social conocida como la "guerra del gas" derivó en la salida del entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada a costa de decenas de muertos.

Por otra parte, las protestas sociales obligaron a dimitir a Evo Morales por acusaciones de fraude en las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

Las palabras de Yujra arrancaron aplausos de los presentes y aún más cuando la mujer besó la wiphala, la bandera multicolor cuadriculada que representa a una gran parte de la población indígena del país, principalmente a aimaras y quechuas.

"Es importante preservar las prácticas culturales de nuestro pueblo boliviano porque ellas enriquecen la identidad nacional", añadió Yujra, quien combinó el aimara y español en su discurso.

Junto a ella juraron el exsenador de oposición Víctor Zamora como ministro de Hidrocarburos, el expresidente del Colegio Médico de Bolivia Aníbal Cruz en Salud, el dirigente universitario Milton Navarro en Deportes y el empresario exportador Wilfredo Rojo Parada en Desarrollo Productivo.

Este es el segundo grupo de colaboradores que se suman a los once que Añez ya juramentó el miércoles en la noche, incluidos la nueva canciller boliviana, Karen Longaric, o el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, entre otros.

Queda pendiente que la presidenta interina nombre a las personas que estarán en las carteras de Educación, Trabajo, Minería, y Planificación del Desarrollo, para completar los veinte ministerios que dejó vacante la gestión de Evo Morales.

A juicio de Áñez, su gabinete está conformado por colaboradores de perfil "técnico" y que busca representar a "todos los sectores de la población" boliviana.