EFEBrasilia

La activista Mónica Benicio, viuda de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, asesinada el pasado marzo, denunció hoy que ha sido víctima de amenazas y dijo que ha pedido "protección" a las autoridades nacionales e internacionales.

Franco, concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), fue asesinada a balazos junto con el conductor de su vehículo, Anderson Gomes, cuando salía de un acto político el pasado 14 de marzo.

Según dijo Benicio a medios locales, desde entonces ha sufrido amenazas que se han intensificado en las últimas semanas, por lo que ha solicitado a la Organización de Estados Americanos (OEA) que "presione" al Gobierno brasileño para reforzar su seguridad.

Benicio, arquitecta y activista de derechos humanos, declaró que ha llegado a ser seguida por vehículos y que la amenaza más grave fue cuando caminaba por una calle de Río de Janeiro y un hombre se le acercó pare decirle: "acepta que ella murió", le advirtió que estaba "hablando demasiado" y que "la próxima" podría ser ella.

La viuda de Franco explicó que formuló la demanda de protección ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, en el marco de las denuncias presentadas a ese organismo sobre el asesinado de Franco.

Franco nació y se crió en la Maré, una de las favelas más pobres de Río de Janeiro, y se forjó en la defensa de los derechos humanos.

Era conocida por permanentes denuncias contra los excesos de la Policía y sus críticas a la intervención federal en la seguridad de Río de Janeiro, decretada por el Gobierno un mes antes de su muerte, y que puso el control del orden público en manos de los militares.

Las investigaciones sobre el asesinato se mantienen bajo estricto secreto judicial y hasta ahora solo hay una persona detenida.

Según han dicho las autoridades se trata de un expolicía que estaría vinculado a las llamadas "milicias", grupos parapoliciales que operan en las favelas de Río de Janeiro y que se disputan con los delincuentes el control del tráfico de drogas en esas barriadas.