EFELa Paz

El presidente ruso, Vladímir Putin, invitó a su homólogo boliviano a realizar una visita oficial a Moscú en julio con la finalidad de sellar una "alianza estratégica" de Bolivia con la Unión Económica Euroasática, informó este sábado el mandatario Evo Morales.

Durante la entrega de un sistema de riego en el municipio altiplánico de Poopó, Morales contó que el embajador ruso, Vladímir Sprinchan, le comunicó en persona de la invitación cuando ambos se reunieron más temprano en la Casa Grande del Pueblo, sede del Ejecutivo en La Paz.

"El hermano presidente de Rusia (Vladímir Putin) nos invita, para julio, para una visita oficial a Rusia", destacó Morales ante la concurrencia y el diplomático ruso lo acompañó hasta el lugar.

El presidente boliviano destacó que las reuniones que se desarrollarán de aquí a cinco meses en Rusia tendrán la particularidad de establecer una "alianza estratégica" con la Unión Económica Euroasiática.

Ese bloque comercial está compuesto por Kazajistán y Bielorrusia, además de Rusia, y recibe esa denominación desde 2015.

"Para Bolivia se abren muchas puertas de comercio, para importación y exportación porque estamos mucho mejor (económicamente) que antes", recalcó Morales.

El jefe de Estado manifestó además que, con la proyección de abrir mercados internacionales para la producción boliviana, en las próximas semanas llegará a Bolivia una delegación rusa para "evaluar y estudiar" la posibilidad de comprar carne vacuna.

Morales destacó los aspectos comunes que acercan a Bolivia y a Rusia como las políticas y programas sociales con "mucha coincidencia", además de la defensa del multilateralismo, señaló.

"No somos países intervencionistas", enfatizó el mandatario.

El encuentro más reciente de Morales con su homólogo ruso fue en junio del año pasado que tuvo como eje la suscripción de acuerdos para inversión rusa en el área de hidrocarburos.

La administración de Morales se ha propuesto abrir nuevos mercados de exportación para los productos bolivianos, principalmente en el continente asiático.

Bolivia ya exporta, desde diciembre pasado, el grano andino de la quinua a China y ha dado pasos similares para consolidar a ese país la venta de café y carne bovina.