¿Se imaginan que un robot sea quien toma las decisiones sobre los guiones o actores de una película? Un acuerdo de Warner con Cinelytic abre el debate sobre el peso de la IA en el Hollywood del futuro.